loader image

Victoria Cargo Transportes

Mes: marzo 2021

Cierres no reducen muertes, pero sí afectan economía: Anif

La mitad de los departamentos pueden llegar de un tercer pico, pero según el centro de estudios, se deben evitar ‘a toda costa’ las restricciones.

La mitad de los departamentos pueden llegar de un tercer pico, pero según el centro de estudios, se deben evitar ‘a toda costa’ las restricciones.

Ante la posibilidad de que se sigan estableciendo cierres y restricciones en las ciudades por cuenta de una tercera ola de contagios, la Asociación Nacional de Instituciones Financieras (Anif) señala que ese tipo de medidas no son suficientes para detener la mortalidad por coronavirus, pero sí tienen un efecto negativo en la economía.

De acuerdo con el análisis que hizo el centro de estudios, en las últimas semanas se ha visto una reducción de casos de contagios en la mayoría de las zonas del país, a excepción de la región Atlántica, donde hubo un rebrote.

“Santa Marta, que ha presentado una tendencia descendente de los casos desde el 5 de marzo, empezó a experimentar estabilización hospitalaria desde el 19 de marzo y las cifras, a 28 de marzo, parecen indicar que la tendencia será aún más favorable conforme avanza la semana. Barranquilla, por su parte, puede que vea disminución en su ocupación entre el 5 y 9 de abril, teniendo en cuenta que su pico de casos fue el 11 de marzo, un poco después que el de Santa Marta, y que es una de las ciudades que más pacientes recibe de otros municipios. Mientras tanto, la situación en el resto de las regiones se mantiene en niveles tranquilizadores”.

Por otro lado, Anif también estimó cuál es la probabilidad que tiene cada departamento de entrar en una tercera ola, a partir del estudio de seroprevalencia que hizo recientemente el Instituto Nacional de Salud (INS), y encontró que la mitad de esas regiones son susceptibles a un nuevo rebrote.

Entre los departamentos que tienen mayor prevalencia son Amazonas, Huila, Córdoba, Vaupés, Atlántico, La Guajira, Norte de Santander, Chocó, Caquetá, Guanía y Bogotá. Y a eso se le puede sumar todos aquellos que tienen un mayor porcentaje de personas con más de 60 años, y que son las más susceptibles al virus.

Mientras se agita de nuevo un escenario en el que el país tenga otro pico, como ya ha pasado en otros países del mundo y la región, como Chile, el llamado que hace el centro de estudios y otros expertos es a acelerar el plan de vacunación, y que se evite recurrir a medidas restrictivas.

Por su parte, el Ministerio de Salud recientemente hizo unos cambios en la asignación y distribución de vacunas a los entes territoriales para optimizar la inmunización, en la que según el porcentaje de biológicos aplicados en ciertas zonas, les llegan o no nuevos medicamentos para administrar a las personas.

Ante esa medida, Anif señala que “esa estrategia, a pesar de buscar una mayor eficiencia por parte de los entes territoriales, termina por afectar indiscriminadamente a los departamentos con peores resultados económicos”, y agrega que las zonas menos eficientes en ese sentido son las que tienen mayores niveles de pobreza monetaria, extrema y multidimensional.

En esa línea, proponen que se reconsidere la resolución que sancionaron con esas decisiones, y se contemple una nueva fórmula de asignación que incluya las estimaciones de prevalencia, la capacidad hospitalaria, el índice de pobreza multidimensional y el porcentaje de población de adultos mayores de cada departamento.

Incluso, resaltan que pese a que el país puede ver de nuevo un aumento de los casos de contagio por coronavirus, estos no serían tan graves como los que se registraron en los momentos más difíciles de la pandemia en Colombia.

EL EFECTO EN LOS HOGARES

Sumado a la posibilidad de un tercer pico y un plan de vacunación que avanza de forma lenta, Anif plantea que las medidas como los toques de queda, la ‘ley seca’ o los cierres no han demostrado su eficacia en la reducción de la mortalidad o los contagios, pero sí impactan de forma negativa el empleo y los ingresos de los hogares.

En esa línea está el ejemplo de Bogotá, que es una de las ciudades con el mayor número de muertes por coronavirus, con una mayor pérdida de empleos, y que al mismo tiempo ha tenido las medidas más estrictas en el país.

“El hecho de que la capital esté presente en ese cuadrante (de alta mortalidad y caída de la ocupación), a pesar de ser una de las ciudades que implementó restricciones más estrictas en el mes de enero, muestra una vez más que este tipo de medidas son poco o nada efectivas para disminuir las tasas de mortalidad asociadas al virus. Pero sí afectan de manera notable la estructura de ingresos de los hogares, en últimas, su bienestar”, recalca el informe de Anif.

El centro de estudios argumenta, en ese sentido, que sería un “error” volver a medidas restrictivas teniendo en cuenta, entre otras cosas, que los indicadores de confianza empresarial del Dane y Fedesarrollo muestran una recuperación de las expectativas y de la disposición de empresas y consumidores en gastar.

“Con una economía en senda de recuperación, con unos niveles altos de prevalencia en la mayoría de las ciudades y con una población cada vez más consciente del autocuidado y con mayor disposición a vacunarse, sería un error detener la reapertura”, reiteró el centro de estudios en su reciente informe.

LAS MEDIDAS EN EL PAÍS

Ante un aumento del número de casos, la semana pasada el Gobierno Nacional anunció que hay pico y cédula y toque de queda nocturno para todos aquellos municipios que tengan alta ocupación en las Unidades de Cuida- dos Intensivos (UCI).
Para el caso de Bogotá, aunque la ocupación de las UCI no ha superado el 70%, rige el toque de queda nocturno.

Por otro lado, recientemente Antioquia y Cartagena anunciaron otras medidas como toque de queda y ley seca con el fin de contener la pandemia.

Archivo Original

Redacción: Portafolio

Imágenes: Archivo Portafolio

Gobierno adjudicó obras de acceso al Túnel del Toyo

Por medio del Instituto Nacional de Vías (Invías) el Gobierno Nacional anunció que fueron adjudicadas las obras de acceso al túnel Guillermo Gaviria Echeverri, también conocido como túnel del Toyo, en Antioquia.
La licitación pública se abrió en diciembre del año pasado, y finalmente el contrato se adjudicó en dos frentes de obra, el primero, Santa Fe de Antioquia, a la firma Construcciones el Cóndor SA por $418.200 millones, y el segundo, Cañas Gordas, al Consorcio Vías Colombia 061 por $389.900 millones

Según el Invías, el proceso de recepción de ofertas, que culminó en febrero, recibió 10 propuestas económicas presentadas por 13 firmas expertas en ingeniería.
El proyecto está conformado por 13 puentes vehiculares, 12,5 km de vía a cielo abierto, 11 túneles y 4 falsos túneles que se construirán a lo largo de 19,4 kilómetros y hace parte del paquete de 22 proyectos del gobierno denominado ‘Vías para la Legalidad y la Reactivación de las Regiones Visión 2030’. “Estas obras de acceso al túnel Guillermo Gaviria Echeverri representan una mejor conectividad entre el centro del país y la Costa Atlántica y el proyecto generará un gran desarrollo para toda Antioquia al crear cerca de 5.000 nuevos empleos”, dijo la ministra de Transporte, Ángela María Orozco.

Archivo Original:

Redacción: Portafolio

Imágenes: Archivo Portafolio

La movilidad eléctrica gana terreno en el transporte de carga

En busca de una mayor sostenibilidad en sus operaciones las grandes empresas del país le han apostado a la movilidad limpia para el transporte de carga incluyendo en sus flotas camiones eléctricos.

Compañías como Bavaria, Bimbo, Nutresa, Alquería y el Grupo Éxito, entre otras, han visto en la movilidad eléctrica una alternativa para reducir las emisiones de carbono.

El ministro de Minas y Energía, Diego Mesa, dijo que “las empresas se están montando en transporte de carga pesada eléctrica”. 

Afirmó que la movilidad sostenible es de gran importancia para el país y con la expedición de la Ley 1934 de 2019 Colombia se ubicó como líder en venta vehículos eléctricos en América Latina. Destacó que el Ministerio expidió una resolución que permite que las estaciones de servicio tradicionales puedan prestar carga para vehículos eléctricos y se avanza en el proceso de estandarización del sistema de carga.

“El auge a nivel privado individual se complementa con la movilidad de transporte masivo. Colombia contará con una flota de más de 1.500 buses públicos eléctricos que será más grande del mundo solo superada por Chile”, señaló.

Por su parte, Carlos Augusto Garcés, vicepresidente comercial de Renting Colombia y gerente de Localiza Rent a Car dijo que “en la medida que seamos participes y contribuyentes, vamos a lograr esa conversión tecnológica y una movilidad limpia, pues hay que tener en cuenta que la antigüedad del parque automotor del país es bastante alta”. 

Renting Colombia impulsa la movilidad sostenible como aliado de las empresas con sus flotas eléctricas. Su meta es llegar al 2023 con 1.000 vehículos eléctricos rodando en el país.

Archivo Original

Redacción: El Heraldo

Imágenes: Archivo El Heraldo

Sector transporte planea una recuperación del 70% en Semana Santa

Llegó la temporada de semana santa y con él la esperanza de una recuperación importante para sectores como el turismo y el transporte. De acuerdo con Alejandro Zuluaga, co-fundador de Pinbus, se espera que el proceso de reapertura y recuperación pase del 50% a un 70% de lo que fue la temporada en 2019.

Para ello, son múltiples alternativas las que se han ideado, entre ellas, el fortalecimiento de la venta de tiquetes de bus a través de canales digitales. A eso se dedica Pinbus, un emprendimiento colombiano que coordina en tiempo real el cupo dentro de los buses con las empresas aliadas, para que el usuario no tenga la necesidad de ir a una taquilla en un terminal de transporte a hacer fila, sino que llegue a la fecha y hora indicada.

“La idea es que las personas puedan comprar su pasaje con tiempo y estar tranquilos de que tienen un cupo asegurado y que van a llegar directamente al bus que los transportará a su destino sin necesidad de aglomeraciones. Además, la plataforma tiene bloqueadas algunas sillas para cumplir tanto con el distanciamiento como con el cupo del bus”, explicó Zuluaga.

En diciembre de 2020, se movilizaron casi 6 millones de viajeros por todo el país y entre enero y febrero de 2021 se ha transportado a más de 9 millones.

“También es importante resaltar que en lo corrido de este año se ha generado un 30% más de ventas de pasajes de bus de manera digital que en 2020 previo a cuarentena a través de Pinbus y se espera un 10% más de las personas que viajen durante esta temporada, lo hagan a través de estos canales”, mencionó.

Actualmente esta plataforma trabaja con más de 60 empresas de transporte y ha movilizado más de 1.5 millones de pasajeros.

Archivo Original:

Redacción: Caracol

Imágenes: Archivo Caracol

Países retoman el cierre de fronteras y las restricciones de viaje como estrategia frente al avance del Covid-19

Los gobiernos se han visto obligados a imponer medidas más duras ante la arremetida del virus, que se ha disparado con las nuevas variantes y las deficientes campañas de vacunación.

En julio de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aseguró que mantener las fronteras cerradas para controlar los contagios de Covid-19 era una estrategia “insostenible”. En esa oportunidad, el director de emergencias, Michael Ryan, pidió a los países utilizar un enfoque integral y recordó que los cierres fronterizos solamente sirven cuando se combinan con otras medidas.

Sin embargo, casi un año después, los gobiernos de todo el mundo han vuelto a aplicarlos. Con una vacunación que avanza lento y con problemas en la mayoría de los países, además de la circulación de nuevas variantes más contagiosas del virus, las autoridades no han tenido mucha alternativa, pese a los riesgos que estos cierres conllevan.

En Chile se ha vuelto a levantar el debate sobre el cierre de fronteras tras el alza de los contagios. Actualmente, las autoridades exigen cuarentena de 10 días, examen PCR obligatorio y hotel de tránsito a quienes ingresen al país a través del aeropuerto, única vía de acceso abierta. Las fronteras terrestres permanecen cerradas.

Uruguay
Las fronteras se mantienen cerradas con algunas excepciones de ingreso para uruguayos, residentes y extranjeros por diferentes motivos. Esto incluye la reunificación familiar, a los choferes de transporte internacional, diplomáticos acreditados, pilotos de aeronaves, prácticos de buques y algunos ingresos transitorios por razones humanitarias o fines laborales, económicos, empresariales o judiciales que sean impostergables.

Mujeres caminan en la Plaza Internacional, en la frontera entre la ciudad brasileña de Santana do Livramento y la uruguaya de Rivera. Foto: Reuters
Para ingresar a Uruguay se debe entregar un certificado de test negativo de coronavirus realizado hasta 72 horas antes del inicio del viaje, completar una declaración jurada donde se manifiesta la ausencia de síntomas y contacto con pacientes contagiados o sospechosos en los 14 días previos, cumplir una cuarentena preventiva por siete días haciéndose un test el último día y descargar una aplicación para dar seguimiento en caso de que se presentara algún contagio de coronavirus, entre otras medidas.

Argentina
El gobierno oficializó este lunes el cierre de sus fronteras terrestres para quienes habían salido del país entre el 1 de abril y el 25 de diciembre de 2020, que eran los únicos autorizados para atravesarlas.

Así, sólo podrán ingresar al país en avión a través de los aeropuertos internacionales de Ezeiza y San Fernando, el Aeroparque Jorge Newbery y el puerto de Buenos Aires.

Personas hacen fila para hacerse las pruebas de Covid-19 en un hospital en Buenos Aires. Foto: AP
Tras un año de clausuras y aperturas parciales, el pasado 24 de diciembre, la Dirección Nacional de Migraciones decretó la vía aérea como la única forma de ingreso a Argentina, mientras que el 8 de enero se permitió el ingreso terrestre a quienes salieron del país entre abril y diciembre.

La normativa para los turistas sigue vigente, por lo tanto, “todo aquel que no sea argentino y quiera ingresar al país con el propósito de hacer turismo no podrá hacerlo”.

Además, el gobierno argentino decidió suspender a partir del sábado pasado todos los vuelos que los conectan con Chile, Brasil y México, debido al aumento de casos en esos territorios. Argentina también tiene suspendidos los vuelos con Reino Unido, ante el temor por la nueva variante descubierta en suelo británico.

Un cargamento con vacunas Sputnik V llega al Aeropuerto Internacional de Ezeiza, en Buenos Aires. Foto: Reuters
También habrá controles para los argentinos y residentes que vuelven del exterior. Además de una prueba que se debe presentar antes de embarcar hacia el país, deberán hacerse otra al llegar al país y una tercera pasados siete días del viaje.

El gobierno recomendó “a todos los argentinos y residentes no viajar al exterior”, especialmente a aquellos que pertenezcan a grupos de riesgo. Por último, quienes regresen del extranjero están obligados a aislarse 10 días desde el primer testeo realizado en el país de origen, y se controlará que quienes regresen de un viaje cumplan el aislamiento en sus domicilios.

Colombia
El gobierno de Iván Duque anunció el 27 de febrero que extenderían hasta el 1 de junio el cierre de sus fronteras terrestres y fluviales, vigente desde el 16 de marzo de 2020, 10 días después de que se detectara el primer caso de coronavirus en el país.

Soldados de la Armada colombiana montan guardia cerca del río Arauca, la frontera natural con Venezuela, en Arauquita, Colombia. Foto: AP
Sin embargo, se establecieron algunas excepciones a la medida, como el transporte de carga, las emergencias sanitarias y los casos fortuitos o de fuerza mayor. En esos casos, quienes ingresen al país deberán cumplir con las medidas impuestas por el Ministerio de Salud. El país tiene fronteras terrestres con Venezuela, Brasil, Perú, Ecuador y Panamá. Sin embargo, a excepción de las fronteras con Venezuela y Ecuador, los otros límites son en territorios selváticos con escasa población.

Colombia relajó en septiembre de 2020 el estricto confinamiento que impuso el 25 de marzo, ante los efectos económicos de la medida. A mediados de septiembre, también se reanudaron los vuelos comerciales internacionales, bajo ciertas condiciones.

Australia
A principios de marzo, las autoridades señalaron que los controles fronterizos se mantendrían hasta el 17 de junio. El país cerró sus fronteras a los extranjeros al principio de la pandemia, salvo casos especiales, e impuso máximos semanales al número de nacionales que deseaban ingresar, lo que hizo que muchos australianos quedaran varados en el extranjero.

Un terminal doméstico casi vacío en el aeropuerto de Sydney después de que los estados vecinos cerraran sus fronteras a Nueva Gales del Sur en respuesta a un brote de coronavirus. Foto: Reuters
Actualmente, los viajeros que ingresan al país deben gastar miles de dólares en la cuarentena que deben hacer en un hotel por 14 días tras su llegada.

Nueva Zelandia
“Podemos esperar que nuestras fronteras se vean afectadas la mayor parte del año. Continuaremos desarrollando burbujas de viaje con Australia y el Pacífico, pero el resto del mundo simplemente plantea un riesgo demasiado alto para nuestra salud y nuestra economía”, señaló la primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, a finales de enero.

Ardern afirmó que para que se abran las puertas nuevamente al turismo internacional, es necesario tener la seguridad de que las vacunas funcionen. “Nueva Zelandia sentirá que vuelve de verdad a la normalidad cuando haya cierto nivel de normalidad en el resto del mundo”, agregó la premier.

Archivo Original:

Redacción: La Tercera

Imágenes: Archivo La Tercera

Mas de dos millones de vehículos se movilizaron por las carreteras del país en el inicio de Semana Santa

Entre el viernes 26 de marzo y el lunes 29 de marzo se registró un movimiento de 2.568.749 vehículos en los corredores viales colombianos.
30 de Marzo de 2021
Mas de dos millones de vehículos se movilizaron por las carreteras del país en el inicio de Semana Santa 2021 Foto: Colprensa-MinTransporte.
Mas de dos millones de vehículos se movilizaron por las carreteras del país en el inicio de Semana Santa 2021 Foto: Colprensa-MinTransporte.
Tras haber pasado un año desde que inició la cuarentena estricta y las diferentes salidas de las ciudades fueron cerradas, la Superintendencia de Transporte reportó que, a pesar del anuncio del tercer pico de covid-19, los ciudadanos aprovecharon el fin de semana para salir de sus hogares y pasar Semana Santa visitando otras ciudades del país.

La entidad reportó un movimiento de 639.876 pasajeros en 101.540 vehículos por las 49 terminales de transporte terrestre colombianas. En el último informe presentado por la SuperTransporte, se evidencia que la terminal que más movió pasajeros fue Medellín Central con 65.798 viajeros en 5.947 despachos.

Por su parte, la Dirección de Tránsito y Transporte de la Policía Nacional (Ditra) realizó constantes controles, en los que se impuso 4.021 comparendos.

“La Semana Santa es una prueba para la reactivación económica del país y para el compromiso de todos con el autocuidado. Somos conscientes que es una temporada en la que sube el turismo y la movilidad por el país, pero no podemos olvidar que seguimos en pandemia y que los primeros responsables de nuestra salud somos cada uno”, confirmó la ministra de Transporte, Ángela María Orozco Gómez.
Foto de archivo. Vehículos y autobuses son vistos durante la hora pico, luego de que el Gobierno permitiera a ciertos sectores reanudar actividades en medio de la pandemia de coronavirus en Bogotá, Colombia, 11 de mayo, 2020. REUTERS/Luisa González
Foto de archivo. Vehículos y autobuses son vistos durante la hora pico, luego de que el Gobierno permitiera a ciertos sectores reanudar actividades en medio de la pandemia de coronavirus en Bogotá, Colombia, 11 de mayo, 2020. REUTERS/Luisa González
El movimiento registrado en las terminales terrestres del país, hasta el momento, es de 639.876 personas en 101.540 vehículos, así mismo se efectuaron 61 operativos donde se inspeccionaron alrededor de 1.284 de esos. Adicional, la entidad confirmó que debido al aumento de personas movilizandose, se realizaron controles de protocolos de seguridad en los 49 terminales terrestres, en las 23 terminales aéreas, 16 muelles, 17 peajes y en 4 sistemas de transporte por cable con el fin de que los viajeros estén cumpliendo con las medidas de seguridad.

“Desde el Sector estamos llevando a cabo un robusto plan para cuidar de los viajeros, pero debemos pedirles que no se olviden de cumplir con los protocolos de bioseguridad. Quienes viajen por tierra deben acatar todas las normas de tránsito y manejar de manera prudente, pues enfrentamos las lluvias y afectan las condiciones al conducir. Durante esta semana estamos alerta ante cualquier contingencia ocasionada por la temporada invernal, y desplegamos todos nuestros esfuerzos para solucionarlos con prontitud”, aseguró la ministra de Transporte.
Dado el alto número de vehículos que se movilizaron y teniendo en cuenta la dinámica vehicular que se registró en Semana Santa del año 2019, se aplicará la restricción a vehículos de carga con capacidad de 3.4 toneladas o más de la siguiente manera:

  • miércoles 31 de marzo 14:00 a 23:00 horas
  • jueves 01 de abril 6:00 a 15:00 horas
  • viernes 02 de abril No aplica
  • sábado 03 de abril 16:00 a 22:00 horas
  • domingo 04 de abril 10:00 a 23:00 horas
  • miércoles 31 de marzo 12:00 a 24:00 horas
  • jueves 01 de abril Desde las 00:00 a 20:00 horas
  • viernes 02 de abril No aplica
  • sábado 03 de abril 12:00 a 22:00 horas
  • domingo 04 de abril 9:00 a 24:00 horas

Los destinos con más afluencia de viajeros son: el Eje Cafetero, Boyacá y Tolima. Como recomendación, las autoridades informan que el #767 está activo las 24 horas del día los 7 días a la semana para que las personas conocer de primera mano el estado de las vías y así evitar cualquier inconveniente durante el viaje.

Archivo Original:

Redacción: Infobae

Imágenes: Archivos Infobae

¿En manos de quiénes está la deuda de Colombia?

En 2021, los inversionistas extranjeros han vendido $2 billones en deuda y ahora las carteras colectivas son las que lideran las compras, con más de $4 billones. Los fondos de Países Bajos serían ahora los principales tenedores internacionales de TES.

El Gobierno ha vendido la reforma tributaria —con la que espera conseguir $25 billones: $15 billones en nuevo recaudo y $10 billones por medio de reducción de gasto— como crucial para estabilizar las finanzas del país y así suavizar un déficit fiscal de más de $90 billones. Es decir, desde la perspectiva oficial, esta nueva ley será vital para ganar la credibilidad ante el mundo y enviar el mensaje de que el país podrá seguir cumpliéndoles a sus acreedores. Y aunque hay algunos detalles acerca de las cifras de endeudamiento, no es del todo claro a quiénes les debe Colombia.

Desde 2018, la deuda colombiana pasó de representar el 40 % del PIB, cerca de $400 billones, a más del 60 % al situarse en $616 billones para 2021. Y mientras la deuda interna subió 39 % al pasar de $273 billones a $381 billones, la externa creció 24 % en dólares (71 % en pesos) al pasar de US$48.500 millones ($137 billones) a US$60.000 millones ($234 billones).

A pesar del crecimiento de la deuda externa, es de la que menos información se tiene en cuanto a tenedores. Todos los analistas consultados explican que es muy difícil determinar quiénes tienen bonos colombianos en dólares, pues por un lado el Gobierno no suministra esta información, y realizar una recopilación de forma autónoma es altamente complejo, pues los títulos se cotizan en diferentes sistemas y en plataformas que no están obligadas a reportar sus datos.

Por esto, la mayor información disponible es sobre los títulos de deuda colombiana (TES) denominados en pesos o en UVR: la deuda interna. Pero es información parcial, pues los reportes del Ministerio de Hacienda se discriminan por categorías (tipos de tenedores) y no se dan detalles de firmas o fondos puntuales.

Menos extranjeros tienen deuda colombiana

Aunque solo existan datos categorizados, es posible apreciar fenómenos interesantes en cuanto a la composición de los tenedores: el más importante es que, según el reporte de Alianza Valores (con cifras de Minhacienda), los extranjeros han vendido cerca de $2 billones en deuda en pesos en lo corrido de 2021, casi todo durante febrero. Un claro cambio de tendencia frente a los casi $11 billones comprados para el cierre de 2020. ¿Qué pasó?

Juan David Ballén, jefe de investigaciones económicas de Casa de Bolsa, explica que “en el mercado de deuda hay dos tipos de inversionistas: los pasivos y los activos. Unos se mueven cada vez que hay cambios en algún índice, por ejemplo en 2020 Colombia entró al Barclays (trayendo inversión de los que siguen el índice). Pero también hay inversionistas que se mueven por factores más especuladores con base en condiciones de mercado. Y en los últimos meses hemos visto un alza récord de las tasas de los bonos del tesoro de Estados Unidos, fenómeno que está haciendo que extranjeros vendan deuda de países emergentes como Colombia”.

En efecto, se están dando movimientos muy fuertes en el mercado estadounidense: las tasas de los tesoros a diez años comenzaron 2021 en 0,9 % y ya se sitúan en más de 1,6 %. Un fenómeno que ha sido el principal responsable de la tendencia alcista que ha registrado la tasa de cambio colombiana.

Así mismo, Lorena Ruiz, analista de renta fija de Alianza Valores, indica que “el alza de las tasas de los tesoros no es un fenómeno de cambio de apetito por riesgo, sino que se da por las mayores expectativas de inflación en Estados Unidos. Si bien la mayoría cree que es un fenómeno por las mejores proyecciones de recuperación estadounidense, creemos que también se debe a una correlación que hay entre la inflación y el petróleo. Dado que el precio del crudo ha vuelto a subir, creemos que esto impulsará los precios de la economía”.

¿Quiénes son los extranjeros?

Puesto que no hay un reporte oficial con información de los tenedores, es complejo estar al día sobre cuánta deuda colombiana tienen las firmas o fondos extranjeros. Sin embargo, se sabe que en Colombia hay una serie de fondos y firmas internacionales que tienen importante presencia en el mercado de deuda local: Blackrock, Wellington, Ashmore, Franklin Templeton y fondos soberanos de Europa y Asia.

De hecho, Templeton es uno de los fondos que más intimida en el mercado de deuda colombiano, pues a finales de 2018 se estimaba que alcanzó a tener cerca de $12 billones en TES, pero su participación ha venido bajando y ahora se estima que tiene alrededor de $5 billones. Esto, de todas formas, es una de las principales concentraciones de la renta fija local.

Pese a la poca información, existe un reporte de Alianza Valores de octubre de 2020 que permite conocer detalles interesantes de los tenedores internacionales: “Los fondos de Países Bajos, si se consideran de forma conjunta, ahora son el principal comprador de deuda colombiana, al tener más de $7 billones (en octubre de 2020), superando incluso a Templeton. Creemos que es porque estos fondos tienen apuestas de mediano y largo plazo, por lo que no se rigen tanto por los efectos de mercado coyunturales”, señala Ruiz.

Entonces, es probable que los fondos de Países Bajos no sean los principales vendedores de deuda en 2021. Es más factible que estos sean firmas internacionales que viven más la presión de corto plazo para generar rentabilidades.

El reporte de Alianza también mostraba la importante participación de interesantes jugadores de Europa y Asia para octubre de 2020: el Banco Central de Noruega tenía $3,88 billones en TES; la Autoridad Monetaria de Arabia Saudita ($2,89 billones); la autoridad monetaria de Singapur ($2,77 billones); el fondo de pensiones CDPQ ($2,65 billones); el fondo de pensiones de Japón GPIF ($2,5 billones) y el fondo soberano de Abu Dabi ($1,81 billones).

¿Y los locales?

Aunque este año los extranjeros están vendiendo deuda colombiana, los fondos y firmas colombianos han incrementado su posición de forma importante. En 2021, las carteras colectivas están liderando las compras de deuda en pesos, pues entre enero y febrero adquirieron más de $4 billones.

De hecho, los demás segmentos locales también han incrementado sus compras: los bancos comerciales han replicado su estrategia de 2020 y compraron más de $3,8 billones al comienzo del año; los fondos de pensión colombianos adquirieron $1,4 billones y también se destaca la mayor participación de compañías de seguros ($710.000 millones) y fiducias ($410.000 millones).

Hasta febrero de 2021, el 23,8 % de la deuda interna colombiana se encontraba en manos de extranjeros ($85 billones) y el restante entre las diferentes categorías de firmas y fondos colombianos ($273 billones).

Pero es claro que la composición de los tenedores se encuentra en un momento muy dinámico por fenómenos como el alza de las tasas de los bonos del tesoro de Estados Unidos y la reforma tributaria y su ambiciosa meta de $25 billones.

Infografía deuda colombiana / El Espectador
Infografía deuda colombiana / El Espectador

Reforma tributaria podría mitigar el 66% del aumento de la pobreza

La estimación del Minhacienda es que con los programas sociales se pueda reducir en 4,4 pps el choque. Expertos dicen que es buen avance. 

Aunque todavía no se conocen todos los detalles de la reforma tributaria, el Ministerio de Hacienda ya dejó ver la hoja de ruta en materia social, y con los programas que plantean, según sus cuentas, se podría reducir en un 66,2% el aumento que se calcula para la pobreza monetaria.

Aunque la meta puede ser alta, según expertos, sería un buen comienzo para el trabajo que le queda a Colombia para amortiguar el golpe que están teniendo los hogares más pobres y vulnerables en el país. Eso sí, alertan que será necesario complementarlo con otras iniciativas para impulsar la formación para el trabajo y apoyar el desempleo para jóvenes y mujeres.

Cabe recordar que hace un par de semanas se conocieron algunos detalles de la reforma tributaria con la presentación que hizo el Ministerio de Hacienda al Consejo Gremial, en la que detallan que el plan es hacer permanente Ingreso solidario, que hasta el momento va hasta junio de este año, y ampliar la cobertura de la compensación del IVA.

Asimismo, plantean que los programas de transferencias monetarias que ya existen, como Jóvenes en acción, Colombia Mayor y Familias en acción, se mantendrán como están hoy en cuanto al monto y el número de beneficiarios.

De igual manera, el Gobierno propone modificar la asignación y focalización de los subsidios que actualmente existen para los servicios públicos de energía eléctrica y gas.

Con la implementación de estas medidas el Ejecutivo plantea que se puede reducir en 7,9 puntos porcentuales la pobreza extrema, 4,2 puntos porcentuales la monetaria y se podría ver una disminución de 3,2 en el coeficiente Gini, que mide la desigualdad.

Según el Conpes de reactivación que publicó recientemente el Departamento Nacional de Planeación (DNP) y estimaciones de la misma entidad, el impacto de la pandemia haría que Colombia suba de 37,5% a 42,04% en pobreza monetaria, un alza de 6,3 puntos porcentuales. Eso quiere decir que con las propuestas que tienen en la reforma tributaria, llamada ‘Solidaridad sostenible’, se podría mitigar en un 66,2% el impacto de la crisis.

Y si se compara con las estimaciones de otros organismos como el Banco Mundial o Fedesarrollo, que plantean que el aumento en la pobreza monetaria sería de 45,5% y 47,6%, respectivamente, el choque de las medidas gubernamentales sería aún mayor.

Incluso, para el caso de la pobreza extrema, que son todas aquellas personas que viven con $137.350 al mes en el total nacional, el DNP estima que el aumento por covid subiría de 9,6% a 11,6%, mientras que Fedesarrollo y el Banco Mundial creen que puede subir a 14,6% y 14,7%.

A esas medidas se les puede agregar el programa de Generación E, con la que buscan subsidiar matrículas a estudiantes en condición de vulnerabilidad; un subsidio de las cotizaciones de seguridad social por cinco años a grupos de jóvenes, personas discapacitadas, aprendices del Sena y adultos mayores sin pensión y la extensión de lo subsidios a la nómina hasta junio de 2021.

LOS RETOS 

Ahora bien, aunque todavía queda que la hoja de ruta para aliviar las finanzas públicas pase por el Congreso, expertos consultados por este diario señalan que será clave que el gasto social esté bien focalizado, se actualice la foto con la nueva configuración de la pobreza que quedó por cuenta de la pandemia, se piense en medidas concretas para las mujeres y se evite el “asistencialismo”.

Para Jairo Núñez, investigador de Fedesarrollo y quien ha trabajado en las simulaciones de pobreza, “la pobreza para 2020 tendrá a 20 millones de personas en esa condición. El Estado tiene la responsabilidad de mitigar los efectos de este fenómeno, pero primero requiere encontrar las fuentes de financiación. Solo me preocupa que no se diseñen bien los programas y se convierta todo en una política asistencialista”, dice.

En esa línea Roberto Angulo, socio fundador de la firma Inclusión, dice que la meta del Gobierno es “ambiciosa, pero también realista siempre y cuando puedan garantizar lo que se requiere para juntar transacciones en una operación de focalización, y también hacer los ajustes de los mecanismos de pago”.

Angulo detalla que será clave que el Gobierno actualice rápido la base de datos del Sisbén IV, que se hizo antes de que comenzara la pandemia; y se le entregue el Ingreso solidario a todos los hogares con criterios de focalización geográfica, menos a los que se tiene evidencia que no son pobres. “Soy consciente de que es una propuesta heterodoxa, pero el problema lo amerita”, dijo.

Además de eso, los expertos agregan que los programas también deben complementarse con programas de formación para el trabajo, sobre todo para el caso de Jóvenes en acción, y así evitar el “asistencialismo”. “Lo más coherente es que estos subsidios se mantengan y se diseñen bajo una perspectiva de oportunidades para la inclusión laboral”, argumenta Núñez.

Por su parte, Jorge Enrique Espitia, investigador del Centro de política fiscal de la U. Nacional, señala que también hay un riesgo con los efectos que pueda tener eliminar las exenciones a varios productos del IVA, aunque el Gobierno ya dijo que no aplicaría para los principales elementos de la canasta familiar.

“La eliminación de las exenciones del IVA va a afectar a las familias pobres, vulnerables y de la clase media en la medida en eso va a impactar su ingreso después del consumo”, manifestó Espitia y apuntó que teniendo en cuenta que la devolución del IVA ha llegado actualmente a solo el 23% de los hogares pobres, la propuesta del Ejecutivo es “todavía incierta”.

Archivo Original

Redacción: Portafolio
Imágenes: Archivo Portafolio

Firmas chilenas tienen la mira puesta en el país

El próximo 20 de abril se realizará rueda de negocios en sectores como el de alimentos y tecnología.

La tercera semana de abril se llevará a cabo el Encuentro de negocios Chile-Colombia, un espacio virtual con el que ProChile buscará acercar la oferta chilena al mercado colombiano.

“A Chile le interesa de sobremanera fortalecer las relaciones con Colombia, pues a nivel de Latinoamérica este es un mercado importante por la ubicación estratégica. Además, Chile es el principal mercado latinoamericano inversionista en este país”, comentó Marcela Aravena, directora de ProChile Colombia.

Para este año, pese a que el evento no contará con presencialidad, la entidad promotora del país del sur del continente ha realizado una inversión cercana a los US$30.000 en el evento.

En la convocatoria, que fue abierta el pasado 8 de marzo e irá hasta el 15 de abril, cinco días antes del evento oficial (20 al 23 de abril) ya hay inscritas 250 empresas que tendrán que pasar por el proceso de validación correspondiente. Al final, se espera que la participación esté compuesta por 180 compañías.

Pese a que por la pandemia se generó un golpe en las exportaciones chilenas, la directora de la entidad destaca que Colombia fue el país de la región con el que se sufrió menor impacto en las ventas. Y, de hecho, hubo comportamientos positivos en algunos productos como el vino y algunas manufacturas.

“En marzo de 2020 teníamos un evento similar con 80 empresas chilenas queriendo hacer negocios en Colombia y tuvimos que postergar y enfrentarnos a una virtualidad que no estábamos acostumbrados”.

En esta línea, la entidad estima que se continuará con los eventos comerciales virtuales este semestre, porque actualmente Chile se encuentra en un proceso de restricción.

Sin embargo, hay gran expectativa en el encuentro del próximo mes sobre todo por los potenciales negocios que se podrían desarrollar entorno a los sectores de alimentos y servicios tech, entre otros.

De acuerdo con la directora de ProChile, al 2020 cerca del 65% de lo que ese país exporta a Colombia son alimentos y bebidas.

“Nosotros somos una oferta complementaria. Por ejemplo, en productos del mar traemos el salmón y mejillones; en frutos secos se están demandando las nueces y las almendras. Y hay una oferta interesante en lo que se denomina alimentos saludables”.

Del lado del sector de tecnología, recientemente en un evento de este sector organizado por ProChile, Colombia fue junto con México, de los países que más demandaron estos servicios de empresas chilenas.

Esto se debe, entre otras cosas al nivel de desarrollo similar de ambos países. En sectores como fintech, la banca de Chile es líder en América Latina, ya que como explica la Directora, el nivel de bancarización es de cerca del 95%.

Y otro segmento creciente es el e-commerce. “Tanto el retail como las tiendas tradicionales se han tenido que enfrentar a esta desafío y no hay una gran oferta en Colombia, mientras que Chile ya tiene esa experiencias y la queremos acercar a este mercado”, concluyó.

Archivo Original

Redacción: Portafolio
Imágenes: Archivo Portafolio

Exportaciones de carne golpean la oferta interna de ganado

Mientras los ganaderos destacan el aumento de las ventas externas, los frigoríficos denuncian escasez de reses en el mercado nacional.

La ganadería colombiana vive una situación agridulce. Por un lado, los productores continúan aumentando su presencia en el mercado internacional, mediante el incremento de los despachos de carne, subproductos y ganado en pie, las más elevadas de los últimos cuatro años tanto en toneladas y cabezas como en valor. Sin embargo, los frigoríficos alertaron al Gobierno sobre el efecto negativo en los precios internos del alimento, como consecuencia de las ventas externas.

De acuerdo con la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), en el primer mes de este año las ventas internacionales de carne y despojos desde Colombia totalizaron 3.366 toneladas por USD12,5 millones. En animales en pie las cifras fueron de 25.507 animales por un valor de US$13,3 millones.

En el primer mes del año, el escalafón de los principales compradores de carnes de res y/o animales vivos lo lideraron, en su orden, Egipto, Hong Kong y Líbano, seguidos de Jordania, Arabia Saudita, Chile, Rusia, Emiratos Árabes, Vietnam, Catar, Congo y Aruba.

José Félix Lafaurie, presidente ejecutivo de Fedegán, afirmó que “la meta en el corto plazo es llegar a US$500 millones en exportaciones. Cada vez más países le abren las puertas a la carne colombiana: Chile, Catar, Macao y próximamente llegaremos a Indonesia con carne y animales en pie”.

De acuerdo con Fedegán, en el caso de animales en pie, los países que más compraron novillos colombianos fueron: Irak, 14.598 cabezas (USD 8,3 millones) y Egipto, 10.909 cabezas (5 millones de dólares).

A pesar del optimismo y del buen momento de los ganaderos, el presidente Ejecutivo de la Asociación Frigoríficos de Colombia, Álvaro Urrea Ruíz, dijo que esta situación ha generado una disminución de 8,4% en el consumo interno de carne de res, debido al aumento de los precios y a la pérdida de capacidad adquisitiva de los hogares, tras la crisis generada por la pandemia.

Ruiz sostiene que “la estrategia de exportar animales en pie es una falsa realidad que no beneficia el sector ganadero del país”.

El gremio de los frigoríficos asegura que Colombia registra un desabastecimiento de ganado, previsto desde el año pasado, y una temporada precios altos en la carne, como consecuencia del aumento sin control de las exportaciones de ganado en píe.

“El crecimiento desmedido de las exportaciones de animales vivos incrementará aún más los precios del ganado y elevará los precios de la carne al consumidor generando una contracción irreversible en los índices de consumo”.

En carta enviada al Viceministro de Asuntos Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, Juan Gonzalo Botero, con copia a la Vicepresidencia de la Republica, el Procurador Agrario, la Gerencia ICA, el Ministerio de Salud, Comercio e Industria, Transporte y el DNP, el directivo hace un llamado al gobierno para que reglamente la exportación de animales vivos y adopte medidas tendientes a corregir las deficiencias de estas prácticas comerciales.

Archivo Original

Redacción: Portafolio
Imágenes: Archivo Portafolio