Noti Cargo

Buscan reformar y extender concesiones portuarias a 80 años

Esa posibilidad se discutirá en el proyecto del Plan de Desarrollo. Busca beneficiar nuevas iniciativas y atraer inversión de largo plazo.

El Gobierno, a través del Plan Nacional de Desarrollo (PND), plantea una reforma a las concesiones portuarias en el país, con la que, entre otras cosas, se podrían extender hasta por 80 años.

Así le explicó a este diario la ministra de Transporte, Ángela María Orozco, quien dijo que el objetivo de esa nueva modalidad es la de promover las inversiones en este tipo de infraestructura.

“La ley vigente da concesiones de 20 años, que son extendibles una sola vez. Lo que vemos es que esos 40 años son totalmente insuficientes para amortizar las inversiones. Entonces ahí estamos incluyendo un artículo que dice que para los puertos greenfield las concesiones se pueden otorgar por 80 años y eso sí descongestiona proyectos portuarios”, detalló.

Los puertos greenfield, que serían los que podrían tener ese tipo de concesiones, son los que tendrían que empezar desde cero y en los que el Gobierno y el sector privado tendrían que llevar todos sus esfuerzos para llevarlos a cabo. “Aquí no se han manejado los puertos greenfield, y estos son clave porque son todo un polo de desarrollo en las regiones”, agregó Orozco.

De igual manera, en el PND detallan que los puertos que podrían a acceder a esas condiciones son los que “requieren el desarrollo de toda la infraestructura complementaria de accesos marítimos y terrestres, así como la conectividad con otros modos de transporte y de comunicaciones con el resto del país y el mundo”.

Ante la propuesta, Andrés Londoño Escobar, presidente del gremio de los navieros (Fedenavi), manifestó que aunque no es un asunto que afecte directamente a los empresarios navieros, sí cree que debe haber una planeación rigurosa de inversión para esos puertos, con el fin de garantizar la operación de los mismos.

“Si en 20 años las condiciones del mercado pueden cambiar, en 80 años mucho más. En este momento, lo que necesitamos son unos puertos consolidados y estables”, opinó Londoño.

A su turno, el abogado Juan Fernando Acevedo, experto en concesiones portuarias, manifestó que, efectivamente, “las ventajas de las concesiones portuarias a 80 años representan tranquilidad para los inversionistas, que van a poder proyectar sus planes más allá de los 20 o 30 años que actualmente tiene prevista la ley”.

Sin embargo, cree que la implementación de dicho modelo requerirá un cambio muy profundo de la legislación actual. “Hoy el Contrato de Concesión Portuaria es muy rígido, y hace que cualquier modificación para adaptarse a las nuevas condiciones técnicas de los buques, o del mercado sean muy difíciles de implementar”, señaló.

Según Acevedo, en el tiempo de esas concesiones ese contrato puede cambiar radicalmente, sin contar que en la reglamentación actual esas modificaciones son “traumáticas, demoradas, costosas e involucran muchas autoridades”.

Para lograr hacer los cambios, el abogado propone que también se haga un ajuste en la reglamentación de los contratos de concesión portuaria. “Se deben resolver temas sensibles como la elasticidad de los cambios, y la metodología en el cálculo de las contraprestaciones que pagan las terminales. A los puertos hay que empezar a verlos como empresas generadoras de negocios y facilitadoras del comercio exterior colombiano, donde los actores asumen la totalidad de las inversiones y la totalidad de los riesgos”, afirmó.

LOS OTROS CAMBIOS

Por otro lado, Louis Kleyn, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI), le dijo a Portafolio en días pasados que otro de los cambios que está revisando la entidad, es el de establecer zonas de desarrollo portuario.

“Se busca definir estos espacios de manera técnica porque hoy la normatividad le permite a un particular, que tenga interés, desarrollar un puerto en cualquier zona. Queremos revisar los criterios para las autorizaciones y eso también busca mantener la inversión necesaria”, aseveró.

PLANEAN VÍA PARA CARGA EN LA COSTA

La firma KMA Construcciones radicó el viernes pasado una propuesta para una asociación público-privada de iniciativa privada, que no requiere recursos públicos, para construir el Corredor Portuario de Cartagena, con el que buscan mejorar las condiciones de competitividad de la zona.

La iniciativa, que fue presentada al Distrito Turístico y Cultural de Cartagena y tendría una inversión total de $1,86 billones, tendrá como objetivo mejorar la infraestructura para el transporte de carga terrestre que ingresa y sale por el Puerto de Cartagena, el cual se ha incrementado en los últimos años.

De acuerdo con Menzel Amin, presidente de KMA Construcciones, “somos una compañía que nació en Cartagena y estaríamos muy complacidos en poder continuar trabajando por impulsar la competitividad de nuestra ciudad. Estamos convencidos de que con nuestra experiencia y solidez podremos construir este gran proyecto, que traerá consigo múltiples beneficios para la región y el país”, manifestó.

De acuerdo con la empresa, el nuevo corredor portuario permitirá optimizar los tiempos de desplazamiento entre el barrio de Manga, el sector portuario e industrial de la ciudad y la variante Mamonal – Gambote y la variante de Cartagena.

Se espera que el proyecto genere más de 2.600 empleos directos y unos 1.700 indirectos durante la etapa de construcción.

La iniciativa también contempla la construcción de miles de metros cuadrados de espacio público, “lo que implicará un mejoramiento en la calidad de vida y el entorno de la ciudad”. Asimismo, se construiría una nueva vía de doble calzada que incluye zona peatonal y ciclorruta.

Archivo original
Redacción: Portafolio
Imágenes: Archivo Portafolio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *