loader image

Victoria Cargo Transportes

Salud


22,2% de la población mundial está vacunada contra el COVID-19 con al menos una dosis

El primer país latinoamericano en recibir la vacuna de Janssen será Colombia. Llegarán 480 mil dosis de los 9 millones de dosis que se esperan adquirir. (Colprensa – Álvaro Tavera)
(Álvaro Tavera / Álvaro Tavera)
Escuchar este artículo
En Latinoamérica el país con mayor porcentaje de población vacunada es Chile, con más de 21 millones de dosis aplicadas.

Uruguay es el siguiente país con 104.14 personas vacunadas por cada 100, mientras que en Nicaragua por cada 100 personas solo 2.53 han sido vacunados, al igual que Venezuela con 4.58 de 100.

Hasta el 14 de junio se han aplicado en Colombia 15 millones 682 mil 435 vacunas. De estas, 5 millones 189 mil 283 son de segunda dosis, lo que nos pone ante un panorama en el que 30.7 personas por cada 100 colombianos han recibido al menos una dosis.

En otras palabras, según Our World in Data el 10,50% del país está parcialmente inmunizado y el 9,78% está completamente vacunado contra el COVID-19.


Las vacunas aplicadas hasta el momento son Pfizer, AstraZeneca y Sinovac, sin embargo el país espera recibir inmunizadores Janssen y Moderna.

En el último mes se aplicaron un promedio de 235 mil dosis diarias con un pico máximo el 22 de junio de 383 mil 505 vacunas suministradas.
La región de Colombia que lidera la vacunación es Bogotá con más de 3 millones de dosis, seguida de Antioquia que suma al momento casi dos millones y medio.


Además, el Ministerio de Salud y Protección Social dio inicio a la IV etapa que está en la Fase 2. En esta etapa, según declaraciones del ministro Fernando Ruiz Gómez, se incluye a “los habitantes del territorio nacional que viven en contextos en los que se dificulta garantizar el distanciamiento físico”. Se vacunará a personas entre los 40 y 49 años, a la población privada de la libertad, personal de custodia y vigilancia de esta población y los encargados del suministro de alimentos en los establecimientos de reclusión. También estarán incluidos los bomberos, socorristas de la Cruz Roja y de la Defensa Civil.

Así mismo se incluye a los habitantes de calle, controladores aéreos, bomberos aeronáuticos, pilotos y auxiliares de vuelos internacionales y tripulación de barcos internacionales de transporte de carga residentes en Colombia.

En Santander se han aplicado en promedio un poco más de 13 mil vacunas diarias. El día que más vacunas se aplicaron en el departamento fue el pasado 2 de junio con algo más de 34 mil dosis.

Los municipios de Concepción, La Belleza, San Miguel y San Benito ya cuentan con el 100% de aplicación de biológicos distribuidos. Otros 76 municipios de Santander superan el 80%, entre esos Güepsa, Jesús María y Enciso.


Los puntos de vacunación contra el COVID-19 en el área metropolitana de Bucaramanga se han ido ampliando. A los ya conocidos, se añade el centro comercial Cacique, que de lunes a domingo y de 7 de la mañana a 5 de la tarde tendrá disposición para vacunar a personas priorizadas en el portal Mi Vacuna y a los ciudadanos con comorbilidades entre 16 y 49 años.

Si usted no ha pensado en vacunarse tenga en cuenta la siguiente información que brinda el Ministerio de Salud de Chile en el que miden, según el desarrollo que han observado a medida que se vacuna la población, la probabilidad de ingreso a una UCI sin estar vacunado, con una dosis y con dos dosis.

Las personas entre los 40 y 49 años tienen un 5,7% de probabilidades de ingresar a una Unidad de Cuidados Intensivos por COVID-19. Si fueron vacunadas con 1 dosis su probabilidad de ingreso es del 2,4%, pero si tiene ambas dosis la probabilidad baja a 0,9%.

Con la población entre 50 y 54 años pasa algo similar. Sin vacuna tienen el 8.1% de posibilidades de ingresar a una UIC. Con haberse aplicado una dosis se reduce a 7,1%, pero si cuenta con ambos biológico este número se reduce a 1,1%.

Archivo Original:

Redacción: Vanguardia

Imágenes: Archivo Vanguardia

Unos 5.500 empresarios están dispuestos a vacunar en el país

Según lo manifestado por Bruce Mac Master, presidente de la agremiación, dicho grupo de empresarios han expresado su compromiso de adquirir más de 3,5 millones de vacunas.

Este es un proceso que está avanzando bien, pues no solo se cuenta con el proyecto de decreto reglamentario, emitido por el Gobierno Nacional, sino que, además, ya está constituida la fiducia, que manejará los recursos, y se está a la espera de la confirmación del despacho del primer lote del biológico, que será en los próximos días y que incluirá unas 1,5 millones de dosis.

Aún no se conoce el detalle de cómo será el plan de la vacunación de los privados.
Entre tanto, las líneas de crédito de los bancos Itaú y Bancolombia, para financiar la compra de vacunas por parte de los empresarios, todavía no registran una demanda masiva de los recursos dispuestos, hasta ahora, por las dos entidades.

“En ausencia del valor de la vacuna, los empresarios aún no saben cuántos recursos van a necesitar ni el porcentaje del pedido, por eso la demanda y el uso de la nueva línea van lentos”, indicaron desde Bancolombia.

Como se recuerda, tras la resolución expedida por el Gobierno Nacional para que privados compren vacunas contra el covid-19, Bancolombia anunció la disponibilidad de 500.000 millones de pesos “para financiar a aquellas pymes y empresas que busquen dar mayor celeridad a su reactivación cubriendo los gastos de vacunación de sus empleados directos”.

En el Banco Itaú, por su parte, si bien ya hay algunos préstamos aprobados para tal fin, “todavía no se han hecho desembolsos, porque falta afinar detalles por parte de la Andi, que aún no ha iniciado el recaudo por medio de la fiducia que abrió para el tema”, dicen sus directivas.

No obstante, advierten que los clientes, incluso, pueden utilizar los recursos aprobados para otros temas.

Itaú Colombia estructuró una línea de crédito para financiar la compra de vacunas por 100.000 millones de pesos para empresas de diferentes tamaños que cumplan con las condiciones exigidas por el banco, a una tasa de interés competitiva.

Una de las principales condiciones exigidas es que la compañía interesada esté inscrita en la base de asignación de vacunas que coordina la Asociación de Empresarios Colombianos (Andi).

Archivo Original:

Redacción: El Tiempo

Imágenes: Archivo El Tiempo

Inicia etapa 3 de vacunación: personas de 40 a 59 años están en ella

Será este miércoles 26 de mayo. Para el rango de edad entre 40 y 49 años deberá tener alguna de las comorbilidades seleccionadas por Minsalud.

El ministro de Salud, Fernando Ruiz, anunció que desde el miércoles 26 de mayo se abre la vacunación de cuatro grupos contemplados en la etapa III del Plan Nacional de Vacunación.

El primero de los grupos es de la población de 55 a 59 años, la cual podrá ser vacunada sin cita, pero con un sistema parecido al ‘pico y cédula’.

Para los días que quedan de mayo la vacunación para este primer grupo será así:

Dígito de cédula 7, 8 y 9: 26 y 29 de mayo.
Dígito de cédula 0, 1, 2 y 3: 27 y 30 de mayo.
Dígito de cédula 4, 5 y 6: 28 y 31 de mayo.

En segundo lugar están todo los docentes de educación básica y media, y miembros de la Policía y las Fuerzas Militares, «de acuerdo con las medidas que tengan los regímenes especiales”, dijo el ministro Ruiz.

El tercer grupo, y que necesita agendar cita, es el de la población entre 50 y 54 años, «tengan o no comorbilidades».

La Secretaría de Salud de Bogotá, por su parte, confirmó los 8 centros comerciales habilitados para vacunación, en horario de 8 a.m. a 5 p.m. Estos son:

 Centro Comercial Multiplaza.
 Centro Comercial Plaza de las Américas.
– Centro Comercial Dorado Plaza.
 Centro Comercial Avenida Chile.
 Centro Comercial Paseo Villa del Río.
 Centro Comercial Bulevar Niza.
 Centro Comercial Metrópolis.
 Centro Comercial Bima.

Archivo Original

Redacción: Portafolio

Imágenes: Archivo Portafolio

Con maestros y regímenes especiales comenzará etapa III de vacunación

El Ministerio de Salud precisó este miércoles que la etapa III del Plan Nacional de Vacunación, que en palabras del presidente Iván Duque comenzó hoy, arrancará con el cargue en el portal Mi Vacuna de la información de bases de datos de los maestros de todos los niveles y de las personas afiliadas a regímenes especiales.

Así quedó establecido en la resolución 588 del Ministerio de Salud, por medio de la cual se implementan modelos piloto para la aplicación de vacunas contra el covid-19 a los regímenes especiales y otras poblaciones incluidas en la etapa III.

Según dijo Gerson Bermont, director de Promoción y Prevención del Ministerio, este proceso se adelantará de forma progresiva en medio de una especie de plan piloto con estas poblaciones, antes de arrancar con las personas entre 50 y 59 años y aquellas de todas las edades con comorbilidades de alto riesgo frente al covid-19.

Vacuna covid-19
Todas las vacunas contra el covid-19 usadas en el mundo han demostrado ser seguras.
Foto: istock

Para la planificación, ejecución y seguimiento de estos planes piloto se instalará “una mesa de coordinación con delegados del Ministerio de Salud y los responsables definidos por el Ministerio de Defensa, el de Educación, el Instituto Colombiano de Bienestar familiar (ICBF) y la Fiscalía.

Bermont reiteró que se hace así con el objetivo de pulir la logística, definir la microplaneación y las estrategias de vacunación que se emplearán en esta etapa.

“Son más de seis millones de personas las que hacen parte de la etapa III, pues no solo se trata de regímenes especiales, sino que también prioriza a poblaciones por edades, comorbilidades y grupos específicos como el de las madres comunitarias y cuidadores”, indicó Bermont.

“Se asignarán vacunas, según disponibilidad, hasta completar el 10 por ciento de la población incluida en cada uno de los pilotos o hasta entregar 10.000 a cada grupo priorizado”, escribe la resolución.

Los pilotos y los primeros datos que se cargarán en esta etapa son, en concreto, de cinco grupos: agentes educativos, madres y padres comunitarios del ICBF; docentes, directivos docentes, personal de apoyo logístico de los establecimientos de educación inicial, básica primaria, básica secundaria y educación media; funcionarios de la Fiscalía; personal activo de Fuerzas Militares y miembros de la Policía. De esa forma, la etapa III comenzará conla asignación de 50.000 dosis en total.

«En principio todo serán con cita, insiste el Ministerio, debido al riesgo que implican las inmunizaciones con fila en este momento epidemiológico.»

Bermont destaca que esta decisión busca “avanzar en la apertura de la educación presencial y proteger a niños, niñas y adolescentes, dada la primacía que a sus derechos otorga la Constitución Política de Colombia, y la imperiosa necesidad de reducir los impactos negativos que el cierre de instituciones educativas está teniendo en su bienestar psicosocial”.

Las dosis serán entregadas a Sanidad Militar de las Fuerzas Militares y de la Policía Nacional, así como a los agentes que operan los regímenes de excepción del magisterio y la Fiscalía. En el caso de las dosis para agentes identificados por el ICBF se asignarán como el resto de la población.

Estas mismas entidades serán las encargadas de definir sus bases de datos para que, al momento de cargarla a Mi Vacuna, no se tengan dificultades en el proceso.

Vacunación de segundas dosis del contra el covid 19 de adultos mayores
Gobierno anunció el inicio de la III Fase de de vacunación.
Foto: Milton Diaz. El Tiempo

La vacunación de las personas entre 50 y 59 años, mientras se dará más adelante por quinquenios, como lo ha venido haciendo el Ministerio con los otros grupos de edad. En principio todo serán con cita, insiste el Ministerio, debido al riesgo que implican las inmunizaciones con fila en este momento epidemiológico.

“Se espera que conforme se consiga una mayor cobertura de los adultos mayores de 60 años y Talento Humano en Salud, se incremente la distribución de vacunas a los grupos de la etapa III, mencionados en la Resolución 588, y se dé apertura a la vacunación de todos los siguientes grupos que la constituyen, de acuerdo con el Decreto 466 que modifica el Decreto 109 de 2021”, finalizó Bermont.

El Ministerio informará el momento en el que se amplíe la asignación de vacunas a los grupos de esta nueva etapa.

UNIDAD DE SALUD

Archivo Original

Redacción: El Tiempo

Imágenes: Archivo El Tiempo

La Guardia Indígena, una barrera contra el coronavirus en Putumayo

Desde que llegó la pandemia a Colombia, la Guardia Indígena del Putumayo, defensora de la vida y el territorio, se organizó para frenar el paso del coronavirus a sus comunidades. Durante meses cuidaron de sus resguardos y sus mayores, guardianes de las costumbres y conocimientos ancestrales, para prevenir las amenazas de una enfermedad completamente desconocida.

Hace algunas semanas estuve recorriendo los resguardos de varias comunidades indígenas del Putumayo con un grupo de personas de Bogotá. En los siete días de caminata, una de las cosas que más me impresionó fue la organización y el trabajo de la Guardia Indígena. Eran los primeros en llegar y los últimos en irse. Se encargaban de todo. De cuidar a los foráneos, proteger a las comunidades y al territorio.

Segundos antes de caer al piso por cualquier mala pisada -a causa de la poca experiencia para caminar entre montañas y selva- aparecía el brazo de alguno de ellos para sostenernos. Iban adelante arreglando el camino en los lugares difíciles, y de últimos previniendo que alguien se perdiera. Repartían agua y alimentos, se encargaban de los protocolos de desinfección, se aseguraban de que todos estuviéramos bien, nos ayudaban con el equipaje extra y, en algún paso de un río, cargaron a más de uno que no quiso mojarse las medias. Caminaban rápido, pero con firmeza, conocían sus tierras.

Miembros de la guardia indígena de la comunidad Inga en el Putumayo, hacen frente a la pandemia por coronavirus
Miembros de la guardia indígena de la comunidad Inga en el Putumayo, hacen frente a la pandemia por coronavirus / Leonel Barreto – El Espectador

Contaban que, desde la avalancha de Mocoa, causada por las fuertes lluvias y el desbordamiento de varios ríos entre la noche del 31 de marzo y la madrugada del 1 de abril de 2017, no habían tenido que convocar masivamente a sus integrantes a una reunión de urgencia. “En ese momento brindamos primeros auxilios, nos encargamos del rescate de cuerpos y de la reubicación de quienes quedaron en riesgo. Nuestra sede se convirtió en un albergue temporal, donde llegamos a atender hasta a 800 personas damnificadas. También en bodega para recibir ayudas y donaciones, y en cocina comunitaria”, recuerda Luis Jansasoy, coordinador de los Cuidadores de la Madre Tierra, Guardia Indígena del departamento del Putumayo.

El 6 de marzo de 2020, cuando se confirmó el primer caso de coronavirus en el país, el llamado de emergencia para convocarlos llegó una vez más, pero ahora ante una enfermedad completamente desconocida. Recurrieron a sus tradiciones, organización, disciplina, resistencia y medicina tradicional para hacerle frente a uno de los virus más extraños que ha afectado al planeta. Con su bastón, su pañoleta y nuevos accesorios de bioseguridad como el tapabocas, sin esperar a que llegara la ayuda prometida por el Gobierno nacional (que nunca vieron), decidieron tomar sus propias medias para protegerse. “Además de la prevención de desastres, pasamos a ayudar en la prevención de contagios COVID-19. Trabajamos para que el virus no entrara tan pronto a nuestro departamento y nuestras comunidades”, explica Jansasoy.

“Nos organizamos para proteger al departamento. No solo a los pueblos indígenas, sino a todas las personas del pueblo y campesinos, porque habíamos mirado siempre en el noticiero que la pandemia era un asunto muy delicado”, dice Jaime Jojoa, gobernador del resguardo Inga Calentura, en Puerto Guzmán, quien estuvo apoyando el proceso desde el municipio de Villagarzón. Como ellos, miles de guardias indígenas de todo el país, desde la Guajira hasta el Amazonas, se pusieron en primera fila para proteger sus territorios durante día y noche.

Archivo Original

Redacción: EL Tiempo

Imágenes: Archivo El Tiempo