loader image

Victoria Cargo Transportes

Economía regional muestra nuevos signos de reactivación

A pesar de las severas restricciones por la pandemia, el Huila y Caquetá, mostraron en el primer trimestre positivos indicadores de crecimiento. Comercio, ganadería, avicultura y producción cafetera, los más destacados. Transporte y turismo, entre los más afectados.

Después de un año de drásticas caídas, la economía regional, comenzó a reportar indicadores de crecimiento.

A pesar de las restricciones sanitarias, los tres departamentos de la zona centro (Huila, Caquetá y Tolima), como ocurrió en el resto del país, salió del estancamiento y reporta los primeros signos positivos de recuperación, según el último Boletín Económico Regional, publicado por el Banco de la República.

“La actividad comercial, impulsada por el incremento en la venta y matrícula de vehículos nuevos, resulta significativo al ser la primera variación con signo positivo desde el primer trimestre de 2019”, destacó el documento del Departamento Técnico y de Información Económica del emisor.

También aparecieron entre enero y marzo indicadores positivos en la actividad pecuaria, mayores exportaciones de café y tilapia, hay un mejor desempeño financiero y se reactivó la producción de crudo.

En contraste, se mantiene una sensible reducción de la hotelería, el transporte terrestre y en los vuelos nacionales. Primeros sectores.

Sacrificio de ganado

El sacrificio de ganado vacuno, un importante renglón económico huilense, registró en el primer trimestre del año un moderado repunte. En Huila y Tolima fueron sacrificados 41.920 bovinos, lo que significó un incremento de 4,8% con relación a igual lapso de 2020. La encuesta de sacrificio de ganado publicada por el Dane reportó que el sacrificio en los dos departamentos pasó de 39.996 a 41.920 ejemplares.

“Este resultado se compara positivamente con el obtenido en el ámbito nacional, donde se registró un crecimiento anual inferior (2,4%), al pasar el degüello de 830.751 a 850.713”, precisó el estudio oficial elaborado por el banco Emisor.

La participación en los dos departamentos aumentó ligeramente, de 4,8% a 4,9%, entre los dos períodos en comparación. No obstante, el Huila reportó un leve descenso de 0,5%, mientras que en el Tolima se registró un avance anual de 10,6%, al contabilizar de manera respectiva 20.758 y 21.162 cabezas de ganado.

Liderazgo porcícola

En cambio la producción de carne de cerdo en los dos departamentos reportó un significativo avance durante los primeros tres meses del año.

Por tercer periodo consecutivo, los dos departamentos reportaron un incremento de 12, 2%, unas 1.781 toneladas de carne de cerdo producidas en el trimestre; adicionalmente. “Este resultado fue superior al 4,8% registrado por el agregado nacional. La región participó con el 1,6% de la oferta nacional del trimestre.

Por departamentos, el liderazgo en producción porcícola la registró el Huila por encima del Tolima.

La mayor dinámica la registró el Huila con el 69,2% de la producción, seguido por el Tolima con el 29,6% y el Caquetá con el restante 1,3%.

“Un incremento de la producción en medio de una crisis económica desatada por la pandemia evidencia que la carne de cerdo se está posicionando en el mercado interno y cada vez está ganando más terreno en las mesas colombianas”, apuntó Fedegan.

Las cifras, con seguridad, repuntarán al finalizar el semestre, considerando el mayor consumo durante las tradicionales festividades del San Pedro.

Aunque las celebraciones serán virtuales, el consumo de asado huilense durante la temporada se mantiene como una innegable tradición que la pandemia no podrá ‘encuarentenar’.

Pollos y huevos

La producción avícola en cambio se mantuvo relativamente estable. El estudio revela un leve descenso durante los primeros tres meses. En este periodo se contabilizaron 12.169 toneladas de pollo, volumen inferior en 3,3% frente al primer trimestre de 2020, lo que contrasta con el repunte del 15,5% reportado al finalizar el año (Octubre-diciembre de 2020).

“El resultado del trimestre en análisis se debió a la contribución negativa del Tolima a la variación (-6,2 puntos porcentuales) a pesar de participar con el 55,1% del total de la producción de la región.

La Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi) la producción de huevos entre enero y marzo de 2021 fue de 263 millones de unidades, lo que significó una disminución anual de 0,5%, inferior a la variación de la producción nacional (7,9%).

Por departamentos, el Tolima aportó el 58,3%, seguido por el Huila con 40,1%, y Caquetá con el restante 1,6%.

Comercio

En los tres primeros meses de 2021, se vendieron y matricularon en la región un total de 2.271 vehículos nuevos, lo que representó un crecimiento de 23,0% frente al primer trimestre de 2020, por encima del promedio nacional que se ubicó en 11,1%).

El mayor avance en términos porcentuales se produjo en Caquetá (36,6%), seguido por Huila (25,1%) y Tolima (18,9%).

Según el documento es el primer avance con signo positivo desde el primer trimestre de 2019, debido a la recuperación de la demanda y la elevada aceptación de nuevos modelos con importantes avances tecnológicos, especialmente el uso de turbo y solo tres cilindros, lo que los hace más económicos en el consumo de combustible. “Las ventas pudieron haber sido superiores si los concesionarios hubieran tenido mayores inventarios”, reseñó el informe.

Producción petrolera

La producción de petróleo continúa en una lenta reactivación. Durante el trimestre reportó una reducción entre otras razones por la declinación de los campos y la ausencia de nuevos hallazgos.

En los primeros tres meses del año, la producción regional de crudo se desplomó 11,1% comparativamente con el mismo periodo del año pasado.

La Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) estimó que el bajonazo se registró por una menor producción en los campos tolimenses. La producción pasó de 37.593 a 33.436 barriles diarios promedio (4.157 barriles menos).

La caída se concentró en el Tolima, donde el descenso fue de 11,7%, al reducirse de 12.944 a 11.426 barriles promedio por día, mientras que en el Huila el decremento anual fue de 10,7% (de 24.648 a 22.010 barriles diarios promedio).

En el campo San Francisco, el más grande operado por Ecopetrol obtuvo una producción de 11.756 barriles.

El campo Arrayán en Aipe, operado por Ecopetrol registró 1.159 barriles; el campo Brisas, también en Aipe produjo apenas 707 barriles; El Espino (Caguán) apenas 35 barriles y 150 barriles en Campo Tello y La Jagua. En Pijao-Potrerillos 2.934 barriles y 1.994 en Palogrande-Honda, operado por Ecopetrol.

Emerald en el campo Matambo (Gigante) produjo 3.400 barriles. Hocol produjo en La Hocha 3.075

La extracción nacional de crudo registró una disminución anual mayor a la presentada en la región (-14,4%).

Transporte

El transporte, sin duda, fue uno de los sectores más afectados por las restricciones decretadas por el gobierno para prevenir la propagación de la pandemia durante el primer trimestre, en pleno pico.

Antes de los bloqueos provocados por el paro nacional la movilización de pasajeros cayó 49,5% comparativamente con el mismo periodo del año pasado.

Este año solo se despacharon 915.232 pasajeros en los tres departamentos. De estos 461.162 salieron de Neiva. No obstante la reducción fue del 46,2%.

Otros 381.772 pasajeros salieron de Tolima y 72.298 de Caquetá.

Economía regional muestra nuevos signos de reactivación 7 9 junio, 2021
El transporte terrestre cayó 49,5% por las restricciones sanitarias.
Transporte aéreo

Si llovió en el transporte por carreteras, en el transporte aéreo no escampó. Durante los primeros tres meses del año, la reducción de usuarios fue del 62%, similar al año pasado.

Desde los principales aeropuertos de los tres departamentos salieron apenas 23.289 pasajeros. De Neiva salieron durante este trimestre 10.831 usuarios con una reducción del 66%. No se contabilizaron los vuelos desde Pitalito con destino a Bogotá y viceversa.

De la capital tolimense salieron 4.012 pasajeros con una disminución del 72,1% y de Florencia 8.446 pasajeros con una caída del 43,8%.

“El resultado se derivó de la lenta reapertura del servicio aéreo de rutas nacionales como medida cautelar a los contagios asociados a la pandemia”, explicó el estudio.

En varias regiones como en Pitalito continúan operando los vuelos chárter para atención de ayuda humanitaria y pasajeros, el servicio de avión ambulancia, el de valores y los vuelos militares de Ejército y Policía Nacional.

Turismo

El sector hotelero es otro de los grandes afectados. La Asociación Hotelera y Turística de Colombia (Cotelco) reportó una alarmante desocupación del 66.6% impactado por las restricciones.

La entidad confirmó solo una ocupación en la región de apenas el 33,4% lo que significó una contracción de 3,8 puntos porcentuales frente al mismo trimestre de 2020. La tasa de ocupación nacional fue de 32%.

En el Huila la ocupación se situó en 27,3% con una variación negativa de 7,2 puntos porcentuales.

“El sector hotelero, ha tenido un impacto económico bastante negativo, afectado por los cierres temporales de los establecimientos por causa de la pandemia”, destacó el reporte oficial.

“Algunos hoteles han tenido que cerrar definitivamente porque la recuperación ha sido lenta y la mayoría no han logrado obtener buenos resultados”, subrayó el informe.

Archivo Original:

Redacción: La Nación

Imágenes; Archivo La Nación

Deja un comentario