loader image

Victoria Cargo Transportes

Es posible que la economía crezca más allá de 5%

El crecimiento del PIB de 1,1% entre enero y marzo es alentador, la recuperación es una realidad; ahora hay que redoblar esfuerzos para que el segundo semestre sea mucho mejor

Es posible que la economía crezca más allá de 5%

Entre enero y marzo de 2020, el crecimiento económico fue de 0,7%, mientras que este año el PIB repuntó y sepultó la recesión al registrar 1,1%, lo que a la luz de las frías cifras quiere decir que el año pinta mejor de lo esperado, así los sucesos cotidianos de picos del virus, cierres comerciales, baja vacunación, bloqueos en las vías y protestas sociales nos muestren una foto distinta.

Entre abril, mayo y junio del año pasado, el tiempo más duro de la pandemia, la economía cayó -15,8% el dólar rompió el techo sicológico de $4.000 y el barril de petróleo cotizó en terreno negativo. Así se mantuvieron las cosas a lo largo de los meses, cerrando el peor año de la historia reciente no solo de la economía colombiana, sino global. El PIB de 2020 cerró en rojo en -6,8%, un porcentaje nunca visto en la historia de Colombia, un país que se preciaba de estar vacunado contra las recesiones.

Ahora que se conoce oficialmente el primer dato de 2021, las cosas siembran optimismo y obligan a creerles a los analistas y a la banca multilateral, que habla de un crecimiento superior a 4,5%, incluso superando 5%. Durante los tres primeros meses del año, el PIB a precios constantes ajustó $208,7 billones, lo que representó un aumento de $2,2 billones frente a lo registrado en el primer trimestre de 2020, de $206,4 billones, lo que muestra expansión real de 1,1%, que sepulta la recesión y evidencia la recuperación de la capacidad de valor agregado.

Si se supera la situación política, crispada por las manifestaciones de mayo, seguramente junio tendrá un mejor comportamiento que marzo con un puente y Semana Santa. En el tercer mes del año, la tasa de crecimiento anual que muestra el Indicador de Seguimiento a la Economía (ISE) fue de 11,8%, mientras que la tasa intermensual fue de 1,6%. Cifras que llenan de optimismo y alientan la actividad empresarial, pues es una demostración real de recuperación económica.

La rama que presentó el mayor crecimiento en el primer trimestre fue la construcción, con una tasa de 32%, seguida por las actividades artísticas y de entretenimiento (23%), las industrias manufactureras (22,5%), el comercio (22,3%) y las actividades agrícolas (13%). Por ramas de actividad, las actividades artísticas y de entretenimiento presentaron un crecimiento de 7,6%, las actividades financieras y de seguros crecieron a una tasa de 4,9% y la rama de actividades manufactureras creció a una tasa de 7%.

Las contracciones durante ese periodo se dieron en la explotación de minas y canteras (-15%), la construcción (-6%), servicios de electricidad, gas y agua (-1,3%), y comercio, transporte y servicios de comida (-0,8%); sectores que seguramente repuntarán en el transcurso de los meses y enfilarán la economía hacia ese deseado 5% de crecimiento del PIB.

Si el plan de vacunación avanza con mayor rapidez, el Gobierno Nacional logra desbloquear las vías de acceso a varias ciudades, los precios del petróleo y el café siguen en buenos niveles internacionales, el comercio logra que se normalice la situación y las tasas de interés siguen en sus mínimos, la economía del país puede entrar en una fase de franca recuperación y de generación de empleo que puede durar más de 24 meses. El punto es cómo enfilar a los actores sociales para que visualicen esta nueva situación.

Archivo Original

Redacción: La Republica

Imágenes: Archivo La Republica

Deja un comentario