loader image

Victoria Cargo Transportes

Fondo de I+D de US$5.000 millones para la descarbonización del transporte marítimo enfrenta su primera prueba de fuego

Fondo de Investigación Marítima necesita la aprobación mayoritaria de los gobiernos que integran el MEPC de la OMI

174 gobiernos se reunirán durante esta semana en la Organización Marítima Internacional (OMI), en Londres, para abordar los desafíos sobre la reducción de las emisiones de carbono en el transporte marítimo internacional. La industria lo denominó como la «primera prueba de fuego» de los compromisos de descarbonización de los gobiernos tras la COP26.

El Comité de Protección del Medio Ambiente Marino (MEPC) de la OMI, celebrará una reunión crítica en la que se decidirá si se pone en marcha un fondo de I+D de US$5.000 millones, denominado «Fondo de Investigación Marítima de la OMI” (IMRF).

Pagado íntegramente por el sector, sin costo alguno para los gobiernos o los contribuyentes, el fondo se utilizaría para acelerar el rápido aumento de los niveles de preparación tecnológica, con el fin de garantizar el uso de combustibles con cero emisiones de carbono en los grandes buques oceánicos. Si se aprueba, se espera que el fondo de I+D esté en funcionamiento en 2023, con la capacidad de poner en el agua un gran número de buques con cero emisiones de carbono para 2030, haciendo realidad el transporte marítimo con cero emisiones netas para 2050.

Esben Poulsson, presidente de International Cámara Marítima Internacional (ICS), dijo: «Si los gobiernos no apoyan el IMRF, tenemos que preguntarnos… ¿por qué? El fondo es una ‘obviedad’. Es algo que uno pensaría que los gobiernos se lanzarían a hacer para enviar un mensaje claro al mundo de que se toman en serio la consecución de sus objetivos climáticos».

En 2019 se presentó por primera vez una propuesta para el IMRF y ahora cuenta con el apoyo de las principales naciones navieras, como Dinamarca, Grecia, Japón, Panamá, Singapur y el Reino Unido, además de naciones en desarrollo como Liberia, Nigeria y Palau, que en conjunto representan la mayor parte del transporte marítimo mundial.

Sin embargo, la IMRF necesita la aprobación reglamentaria de la mayoría de los gobiernos que asisten al MEPC para que se apruebe el sistema de contribución obligatoria a la I+D, que se financiará mediante la recaudación de US$2 por tonelada de búnker consumido por los buques que comercian a nivel internacional.

Guy Platten, secretario general de la ICS, dijo: «Esta es realmente la primera ‘prueba de fuego’ sobre los compromisos de los gobiernos con la descarbonización desde la COP26. El fondo de I+D de US$5.000 millones ofrece a los gobiernos la oportunidad de demostrar que sus palabras tienen sentido y que se toman en serio la transición hacia un sector con cero emisiones de carbono. En la COP 26, los gobiernos anunciaron muchos planes, pero tenemos que asegurarnos de que contamos con las tecnologías de carbono cero necesarias para hacerlas realidad. Es importante que esto sea para todos y no sólo para unos pocos, como prevé el Fondo de I+D».

A pesar de los llamados generalizados durante la COP26 para que el transporte marítimo mundial se descarbonice por completo para 2050, un objetivo que el sector marítimo apoya plenamente, la ICS teme que algunos gobiernos puedan plantear obstáculos de procedimiento para la creación de un fondo de I+D. Esto se debe a la sospecha de que una acción de colaboración que beneficie a los esfuerzos de reducción de CO2 a nivel mundial pueda afectar negativamente a lo que los gobiernos perciben como sus intereses nacionales o regionales.

Para aplacar estas preocupaciones se ha realizado una evaluación de impacto exhaustiva, que demuestra que el efecto negativo sobre las economías nacionales será prácticamente nulo.

Archivo Original

Redacción: Mundo Marítimo

Imágenes: Archivo Mundo Marítimo

Deja un comentario