loader image

Victoria Cargo Transportes

ITF-OCDE desmitifica a la automatización como la panacea de la ineficiencia en las terminales de contenedores

A la hora del análisis, la especialización, la organización, la posición geográfica y el tamaño son factores más determinantes

El informe «Automatización de los puertos de Contendores: impactos e implicancias», publicado recientemente por el Foro internacional de Transporte (ITF) de la OCDE destaca que la automatización de los puertos no es un remedio mágico para mejorar la eficacia de las operaciones portuarias. Sobre todo, «en los puertos que se enfrentan a enormes peaks y caídas de la carga de trabajo relacionados con la atención de buques de gran tamaño». El reporte detalla que muy pocos puertos de contenedores han introducido una amplia automatización, probablemente porque hay pocas pruebas de que la automatización aumente la productividad o reduzca en la práctica los costos de movilización en la práctica en puertos sujetos a una carga de trabajo fluctuante. De hecho, el informe indica que, en circunstancias específicas, las grandes terminales con flujos de contenedores muy cautivo y regular «la automatización puede ser una medida rentable»; o bien, puede serlo «cuando hay escasez de mano de obra».

El informe expone que todavía no existen terminales de contenedores totalmente automatizadas. Es más, plantea que en todo el mundo solo 53 terminales de contenedores están ahora automatizadas en cierto grado, lo que representa alrededor del 4% de la capacidad mundial de las terminales de contenedores.

Además, indica que la mayoría de los sistemas automatizados están desplegados en el patio de contenedores y que sólo unas pocas terminales han automatizado el transporte entre el muelle y el patio. «Ninguna terminal tiene grúas de muelle completamente automatizadas», detalla el informe.

Derribando mitos

A propósito de la grave congestión que se vive en los puertos de Los Ángeles de Long Beach en EE.UU., se ha planteado su desventaja al contar con terminales que no han sido automatizadas a la par de los terminales de Asia, debido a la interferencia de los poderosos sindicatos de trabajadores que se oponen a este avance. Sin embargo, el informe de la OCDE, derriba esta apreciación al sostener que «los puertos automatizados no suelen ser más productivos que sus homólogos convencionales», siendo la organización, la especialización de los puertos, la ubicación geográfica y el tamaño del puerto factores más determinantes del desempeño portuario que la automatización, lo que explicaría la limitada automatización de los puertos de contenedores hasta la fecha.

Es más, los elevados costos de movilización en las terminales automatizadas también hacen que los argumentos a favor de este proceso «no sean del todo convincentes», según el informe.

De acuerdo con el reporte, aunque la automatización de las terminales de contenedores reduce los costos de mano de obra, los costos de capital son más elevados, ya que los equipos automatizados son más caros que los manuales. Además, plantea que el hecho de que la automatización haya reducido los costos globales de manipulación depende de cada lugar, de los costos laborales locales y del grado en que los equipos sustituyen a la mano de obra portuaria.

Por otra parte, a menudo se supone que la automatización mejora la seguridad y la salud de los trabajadores de las terminales. No obstante, de acuerdo con el reporte «hasta ahora hay pocos datos empíricos sólidos que demuestren una mejora general significativa de los resultados».

Políticas para evitar conflictos sociales

De acuerdo con el reporte de ITF La introducción de la automatización suele provocar conflictos sociales, sobre todo cuando hay poco diálogo entre los representantes de los empresarios y de los trabajadores o cuando los costos y los beneficios de los proyectos de automatización no se explican claramente. Por ello el organismo realiza algunas recomendaciones a los responsables políticos, estas son:

En primer lugar, centrarse más en general en los acuerdos laborales flexibles. Según el informe, el entorno actual del transporte marítimo de contenedores requiere flexibilidad para hacer frente a los peaks y valles relacionados con la atención de buques de mayor tamaño y la mayor inestabilidad de los flujos de contenedores. En ese sentido se destaca que las terminales automatizadas no son especialmente adecuadas para hacer frente a estos requisitos. En cambio, los acuerdos de mano de obra portuaria flexible, como los grupos de trabajadores, permiten variar los insumos operativos en función de los volúmenes de contenedores que se manejen en un momento dado. En este sentido la ITF sugiere que los gobiernos deberían estudiar la mejor manera de facilitar estos acuerdos de mano de obra portuaria flexible.

Como segundo punto, la ITF llama a identificar mejor los costos y beneficios de los proyectos de automatización portuaria. Es fundamental que no sólo los propios operadores, sino también el conjunto más amplio de partes interesadas, incluidos los sindicatos y los gobiernos, tengan acceso a las estimaciones de costos y beneficios de las propuestas de proyectos de automatización portuaria y a los supuestos en los que se basan las propuestas. Esto facilitará el debate informado y mejorará la creación de consenso.

Por otra parte, recomienda que las evaluaciones de los proyectos de automatización portuaria deben hacerse públicas para facilitar el acceso a la información. «Esto ayudará a los responsables políticos a identificar en qué condiciones la automatización puede ser más eficaz», indica el informe.

En tercer lugar, el informe llama a estimular la cooperación entre empresarios y trabajadores. La cooperación implica un diálogo social significativo entre los representantes de los empresarios, los trabajadores y el gobierno que pueda facilitar los debates sobre la movilización de la carga en los puertos.

Además de la propia automatización, este diálogo social debería debatir la evolución del transporte marítimo de contenedores que repercute en la conveniencia de la automatización, como la consolidación del sector y el incremento del tamaño de los buques. Según el reporte «La cooperación entre empresarios y trabajadores ha sido especialmente eficaz en los proyectos de automatización que comparten las ganancias de productividad con los trabajadores».

Por último, el reporte sostiene que hay que abordar los costes sociales de la automatización. De acuerdo con el informe «los análisis de los proyectos de automatización portuaria deben incluir estimaciones de los costos para la sociedad. El impacto en el empleo local y en los ingresos fiscales debe considerarse en el contexto de la política nacional de automatización».

Archivo Original

Redacción: Mundo Marítimo

Imágenes: Archivo Mundo Marítimo

Deja un comentario