loader image

Victoria Cargo Transportes

LOS PEAJES ELECTRÓNICOS Y VEHÍCULOS ELÉCTRICOS EN COLOMBIA

El caso más protuberante de estancamiento involucra al Ministerio de Transporte y a los concesionarios viales de la red nacional, que le han puesto trabas a la implementación de peajes electrónicos en las carreteras del país, bajo la mirada tolerante de esa cartera.

Ya han transcurrido más de tres años desde cuando el Ministerio de Transporte expidió la resolución 546 de 2018, mediante la cual les otorgó un plazo de un año a los concesionarios para que implementaran y obtuvieran la certificación de interoperabilidad del recaudo electrónico en los peajes.

Sin embargo, estos no se han puesto de acuerdo con los operadores de los sistemas y existen diferencias sobre quién asume los costos de las transacciones financieras. Entre tanto, el ministerio, en vez de tratar de hacer cumplir sus propias resoluciones, se ha limitado a extender los plazos, con el argumento de “atender, revisar y solventar las dudas, comentarios, objeciones y recomendaciones de diferentes interesados en el sistema, que fueron allegados desde la expedición de la resolución”.

Freno a los ‘verdes’
En septiembre del 2019, el presidente Iván Duque lanzó la Estrategia de Movilidad Eléctrica Sostenible, que tiene entre sus objetivos reducir el 51 por ciento de las emisiones de carbono para el 2030 y tener para ese mismo año más de 600.000 vehículos eléctricos rodando en las calles. “Nos hemos comprometido a alcanzar metas ambiciosas”, dijo el Presidente en esa oportunidad.

Pero la idea de Duque está por ahora frenada por la falta de cupos para la importación de vehículos híbridos, una medida que desconoce la realidad del mercado y el apetito de la clientela por vehículos más amigables con el medioambiente, y que va en contra de lo anunciado por el mandatario.

Hasta el pasado 31 de julio se vendieron en el país 8.805 unidades de vehículos eléctricos e híbridos, 6.011 unidades en el 2020, año en el que, a pesar de la pandemia, se duplicaron las cifras del 2019 (3.134 unidades).

La historia es la siguiente: en el 2017, el Gobierno Nacional expidió el Decreto 1116 que estableció un contingente (1.500 cupos) para vehículos eléctricos e híbridos, y fijó un arancel de cero para los primeros y del 5 por ciento para los segundos.

Después aumentó ese cupo a 2.300 unidades para este año, y del 2023 al 2027 lo estableció en 3.000. En noviembre del 2019 lo eliminan para los eléctricos, pero queda vigente para los vehículos híbridos.

Los empresarios e importadores, dice uno de ellos, “nunca fuimos amigos de los cupos”. La razón es que estos nunca antes habían existido para este tipo de tecnología y no se tenía el beneficio del IVA, que para los ‘verdes’ es inferior con relación a los de motores de gasolina.

“No se hace una inversión para que después cambien los impuestos y perjudicar a la gente. Esta es una política que requiere de largo aliento, eso es lo que hemos aprendido”, afirma Oliverio García, presidente de Asociación Nacional de Movilidad Sostenible (Andemos).

En el 2019, mediante el Decreto 2051 se eliminaron los cupos, introdujeron beneficios para los vehículos de gas, pero quedan los híbridos con cero arancel y sometidos a un cupo.

El gran problema en el que están hoy las marcas es que en abril pasado se agotaron los cupos para la importación de híbridos ante la alta demanda de estos vehículos.

Ante la situación, los empresarios le pidieron al Gobierno Nacional liberar los cupos, y este publicó un proyecto de decreto, pero el asunto se enredó, explica García, porque tenía que ser aprobado por el Consejo Superior de Política Fiscal (Confis). Y además, porque se beneficiaban los países con los cuales hay tratados de libre comercio firmados, en detrimento de otros como Japón. “Si usted trae un carro (híbrido) con 35 por ciento de arancel, pues no lo vas a vender y se desvía la oferta a otros países que sí tienen ese beneficio”, afirma García.

Hoy todavía no es muy claro el panorama. Lo último que se ha sabido es que el Gobierno iba a levantar los cupos para este año. “Pero a estas alturas, ¿quién va a traer carros? No va a servir, lo único para lo que servirá es para nacionalizar unos carros que están en puerto, pero no se pueden vender con arancel del 35 por ciento”.

El mercado está atorado, hay largas listas de espera, por lo que Andemos le hace un llamado de urgencia al Gobierno para que expida el decreto.

Archivo Original:

Redacción: Motor.com

Imágenes: Archivo Motor.com

Deja un comentario