loader image

Victoria Cargo Transportes

Motivos para entender la crisis actual de Colombia

Escribe: Martha Alzate Hincapié | Una chispa arrojada a una pradera reseca desde mucho tiempo atrás, un fósforo encendido, lanzado de manera inconsciente y arrogante sobre un barril de pólvora.
lunes 24 de mayo del 2021 en Mundo
Las protestas contra la reforma tributaria en Colombia dejan 44 policías heridos y 26 detenidos
Protestas contra el Gobierno de Colombia en Bogotá. Fuente: Camila Diaz/colprensa/dpa

51 muertos producto de los conflictos asociados a las manifestaciones. Algunas fuentes hablan de 500 desaparecidos, otras de más de 800.

*
Una crisis —a la fecha de escrito este artículo (22 de mayo)— de 25 días de paro nacional. La economía afectada por los cierres obligados por la pandemia del Covid-19, ahora se encuentra paralizada debido a los bloqueos de carreteras y puertos, y por la imposibilidad de mantener las cadenas de abastecimiento, producción, consumo, exportación e importación. A saber, las masivas protestas de los últimos días tuvieron lugar en ciudades y pueblos de Colombia que tienen no pocas materias primas.

*
Viejas contradicciones como el desplazamiento forzado. Desde hace más de medio siglo, el conflicto armado ha dejado cerca de 8 millones de desplazados, aproximadamente el 16 % del total de la población del país. A ello se suman —desde finales del año 2020— los más de 2 millones de venezolanos que han llegado a Colombia. Todas estas personas han venido a engrosar los cinturones de miseria de las ciudades y a presionar el precario mercado de trabajo (el porcentaje de trabajadores informales ronda el 48 % según el Departamento Nacional de Estadísticas, DANE).
*
El incumplimiento de los acuerdos de paz pactados con las FARC. El 18 de agosto de 2020 el periódico El Tiempo tituló “Faltarían 54 billones de pesos para cumplir reforma rural del acuerdo de paz”. Y, una consecuencia indeseada de estos mismos acuerdos: la diseminación de los excombatientes en pequeños grupos criminales (disidencias) que ejercen dominio y ley sobre amplios territorios del país, y que son actores centrales en el tráfico de estupefacientes.

51 muertos producto de los conflictos asociados a las manifestaciones. Algunas fuentes hablan de 500 desaparecidos, otras de más de 800.
*
El 29 de enero de 2021, el Contralor General de La República, Carlos Felipe Córdoba, dijo que en Colombia se pierden anualmente 50 billones de pesos por la corrupción. Para darse una idea de la magnitud de esa cifra, el total del presupuesto nacional para la vigencia de 2021 aprobado por el Congreso de la República fue de 314 billones, y el total de la fallida reforma tributaria que logró tumbar el Paro Nacional (hasta ahora también tumbó la pretendida reforma a la salud) buscaba recaudar alrededor de 25 billones.

*
De la creciente crisis global del sistema neoliberal, con la imposición e implementación de tratados de libre comercio que arruinaron buena parte de la industria nacional y que volvieron a la que subsiste dependiente de insumos importados.

*
O el desmoronamiento de la institucionalidad y la obediencia legítima a los sistemas de gobierno, la pérdida de credibilidad de los medios de comunicación tradicionales obligados por la tiranía de la pauta publicitaria, o a la decadencia de los partidos e idearios políticos y la proliferación de líderes de carácter caudillista.

*
De la debilidad de nuestra infraestructura, precaria y concentrada en el transporte por carretera en un país de difícil geografía, con amplias zonas poco desarrolladas en el sur y el oriente del país, y con sus dos principales puertos, Barranquilla y Buenaventura que a duras penas cumplen con las especificaciones para el acceso de grandes buques (el puerto de Barranquilla no recibe buques tipo Panamax), y con serias dificultades para la conectividad terrestre con los centros productivos, y en especial con Bogotá, donde se produce 25 % del PIB del nacional.

Una desconexión de fondo y de forma del gobierno del presidente Iván Duque. Un desconcierto del partido de gobierno liderado por el expresidente Álvaro Uribe, que empezó a abandonar a su pupilo debido a su evidente incapacidad para hacerse cargo de la situación. (Foto: captura Twitter Iván Duque)
*
Y aunque el resto del país tiene grandes restricciones de comunicación con la capital, debido en parte al atraso en la obra llamada Túnel de la Línea, la situación de aislamiento se torna crítica cuando se refiere a la costa pacífica (Chocó, Cauca y Nariño), al igual que con extensas zonas del sur (Putumayo, Caquetá y Amazonía), y del oriente (Vichada, Guainía, Vaupés, Meta, Guaviare, Arauca y Casanare). El área de estos departamentos suma aproximadamente 678 mil km2, de un total de 1.143 mil km2, es decir, el 60 % del total de la superficie nacional.

*
La inequidad en la distribución del ingreso es notable (coeficiente de Gini de 54,4/100 a 2020), dando como resultado que la población que se encuentra en estado de pobreza es un 42,5 % del total nacional (ingresos mensuales inferiores a 89 dólares por persona) y el 15,1 % en pobreza montería extrema (39 dólares). Según el DANE: “Entre 2019 y 2020, 3,5 millones de personas entraron a la pobreza monetaria, y 2,8 millones de personas ingresaron a la pobreza monetaria extrema”.

Según el DANE: “Entre 2019 y 2020, 3,5 millones de personas entraron a la pobreza monetaria, y 2,8 millones de personas ingresaron a la pobreza monetaria extrema”. Fuente: Semana.com
*
Y sí, la pandemia del Covid 19. La destrucción del tejido social, la incertidumbre en un país que ha vivido muchos años lleno de incertezas y al filo de la navaja, el derrumbe del precario avance social y económico de las clases menos favorecidas y medias. Y algo que no se ha estudiado suficientemente en ningún país del mundo hasta el momento, las enfermedades mentales asociadas a esta crisis global: la ansiedad, la depresión, la fatiga crónica, etc.

*

Los miembros más radicales del Centro Democrático sostienen la teoría de que la única causa de este paro nacional es un ataque terrorista al Estado colombiano, organizado por el Sebin venezolano y las milicias cubanas, y financiado con dinero del narcotráfico. Fuente: El País.
La reforma tributaria presentada por el gobierno en el pasado mes de abril para trámite en el Congreso de la República, que gravaba de manera importante productos de la canasta familiar y otros (combustible, servicios públicos e internet), fue solo la gota que rebosó la copa. Una chispa arrojada a una pradera reseca desde mucho tiempo atrás, un fósforo encendido, lanzado de manera inconsciente y arrogante sobre un barril de pólvora.

*
El resultado ha sido una movilización masiva, sin precedentes por su duración y por realizarse al tiempo en los centros urbanos del país; una protesta en su mayoría espontánea que ha rebasado el control de sus impulsores originales (la izquierda radical liderada por el senador Gustavo Petro). Una desconexión de fondo y de forma del gobierno del presidente Iván Duque. Un desconcierto del partido de gobierno, Centro Democrático, liderado por el expresidente Álvaro Uribe, que empezó a abandonar a su pupilo debido a su evidente incapacidad para hacerse cargo de la situación, y cuyos miembros más radicales sostienen la teoría de que la única causa de este paro nacional es un ataque terrorista al Estado colombiano, organizado por el Sebin venezolano y las milicias cubanas, y financiado con dinero del narcotráfico.

*

El resultado ha sido una movilización masiva, sin precedentes por su duración y por realizarse al tiempo en los centros urbanos del país; una protesta en su mayoría espontánea que ha rebasado el control de sus impulsores originales (la izquierda radical liderada por el senador Gustavo Petro) Fuente: El País.
En la base de todo este movimiento, los graves problemas acumulados en un país cuyas clases dirigentes (empresariales y políticas) se niegan a hacer reformas estructurales que alivien la situación cada día más agobiante de la población.

*
Y entretanto, las elecciones presidenciales del 2022.

*
Muchos factores en juego, múltiples actores, poca organización, elevado ruido en la opinión pública que poco se informa y que se deja confundir muchas veces con información falsa o tendenciosa; una gran ausencia de acuerdos entre los grupos políticos, fuertemente divididos por sus posiciones de radical izquierda o derecha; la gran mayoría de la población atónita e impotente frente a estas fuerzas sociales y el derrumbe de la economía; y prácticamente ninguna solución a la vista que dé una luz de viabilidad futura del país.

Archivo Original:

Redacción: Caretas

Imágenes: Archivo Caretas

Deja un comentario