loader image

Victoria Cargo Transportes

¿Petróleo por encima de US$80 podría ser un arma de doble filo?

El Fondo para estabilizar precios del combustible en Colombia representa unos $850.000 millones al mes.
Las proyecciones entorno al valor del petróleo para este año son altas y, en ese contexto, analistas internacionales habían señalado un posible efecto ambiguo para los países productores: pueden aumentar sus ingresos, pero también podrían experimentar un aumento en el costo de vida para sus habitantes.

Según Goldman Sachs, considerado uno de los bancos de inversión más poderosos del mundo, el barril de petróleo Brent, referencia con la que Colombia hace cuentas, podría terminar 2021 en un techo de hasta US$90 (empezó el año en US$51). Esto, según especialistas, traerá ventajas y eventuales riesgos.

Como pinta el panorama

“Hay dos situaciones aquí para Colombia. Por un lado nos conviene este precio porque el Marco Fiscal de Mediano Plazo (en donde se calculan los ingresos para el Gobierno) está construido con un barril a US$63”, expuso Mauricio López, director del grupo de Macroeconomía Aplicada de la Universidad de Antioquia.

En este sentido, apuntó que, lógicamente, la entrada de capital será mejor de lo esperado en una época de aprietos fiscales. Sin embargo, reconoció que, probablemente, podría presentarse un impacto negativo para el bolsillo del consumidor derivado de un incremento en el valor de los combustibles.

En eso coincidió Raúl Ávila, docente de economía de la Universidad Nacional, quien igualmente se detuvo para señalar los pro y los contra de un barril por encima de US$80.
Entendiendo que el precio del dólar depende de la cantidad disponible para negociarlo, el docente indicó que con una cotización más elevada del crudo, pueden ingresar más divisas y su valor podría reducirse.

“Entonces, traer productos importados será menos costoso. Pero, el costo del crudo está amarrado a la fórmula para calcular el precio de la gasolina. Por ende, el transporte puede costar más”, comentó.

Por su parte, Guillermo Sinisterra, profesor de economía de la Universidad Javeriana, apuntó que, efectivamente, el precio de los combustibles deben crecer. Aunque, desde su óptica, el efecto en la inflación no sería tan fuerte.
La inflación también se nota en el precio del transporte de carga
Es posible controlarlo

El Ministerio de Minas y Energía subrayó la existencia del Fondo de Estabilización de Precios de los Combustibles (FEPC), que funciona como una especie de colchón para cuando hay choques fuertes de precios: cuando el precio promedio de la gasolina en el mundo está por debajo del precio colombiano una parte del rubro alimenta el FEPC, y cuando está por encima se encarga de subsidiar el precio interno. Durante la pandemia, el FEPC ha amortizado el aumento del precio de los combustibles.

El Ministerio recordó que para septiembre se aprobó un incremento en el precio promedio de la gasolina de $180 y remarcó que “si este mecanismo no existiera, los consumidores hubiesen tenido que pagar $3.000 adicionales por cada galón”. Actualmente, el FECP gasta unos $850.000 millones al mes

Archivo Original:

Redacción: El Colombiano

Imágenes: Archivo El Colombiano

Deja un comentario