loader image

Victoria Cargo Transportes

¿Por qué Colombia está importando gas natural?

Mientras entran en producción comercial los nuevos campos locales, la Nación cubrirá el déficit de oferta con el combustible internacional.

El panorama para aumentar la producción de gas natural local, con el fin de atender la creciente demanda en el territorio nacional, no está tan a la vuelta de la esquina como muchos sectores en el país lo proyectan.

Y la situación se torna más preocupante, si se tiene en cuenta que en los últimos dos años no han crecido los remanentes del combustible.

Más si se tiene en cuenta que datos del Ministerio de Minas y Energía indican que la capacidad de importaciones de gas natural ya supera el 40 %, con lo que se podría cubrir el déficit de la oferta y así atender el 100 % de la demanda.

Así, mientras el país incrementa el bombeo comercial de gas local, sobre todo de los campos que han sido asignados para exploración y producción (E&P) en las subastas de hidrocarburos, y que no sucederá antes de seis o siete años, no le quedará más alternativa que recurrir a las importaciones del energético.

Así lo dejó entrever Armando Zamora, presidente de la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH), en su intervención en la Conferencia de Enercol, al señalar que ese combustible foráneo es el que no solo servirá para atender la creciente demanda, sino de paso para remplazar los remanentes que no se han podido sumar.

La situación del gas natural es dramática porque no se han sumado nuevas reservas y dadas las incertidumbres de la conexión de nuevas reservas al sistema de transporte, el Gobierno sigue pensando en el proyecto de la Planta de Regasificación del Pacífico”.

Pero el ejecutivo, para apelar a las importaciones del combustible no solo desarrollará el terminal regasificador en Buenaventura, sino que además tiene en sus cuentas ampliar la planta de Barú, y a mediano plazo montar dos puerto de características similares en el mar Caribe.

El análisis entre oferta y demanda nos indica que es importante tener asegurado el suministro de gas independientemente de si la fuente es doméstica o internacional, y en ese sentido la planta del Pacífico es prioritaria para atender el consumo del combustible hacia 2025”, explicó Diego Mesa, ministro de Minas y Energía.

El complejo regasificador de Barú también tendrá su ampliación para aumentar las importaciones del combustible, no solo seguir atendiendo a las cuatro termoeléctricas que abastecen, sino además el mercado industrial, comercial y residencial.

Viendo el déficit estructural del país a partir del 2024, y con la posibilidad de conectarnos al Sistema de Transporte Nacional (STN) para atender la creciente necesidad, podemos ampliar la capacidad de la planta”, señaló José María Castro, gerente de Spec, empresa que administra el citado complejo.

Lo proyectado es aumentar la capacidad en más de 100 millones de pies cúbicos día (mpcd)de gas natural, que se adicionarían a la actual que es de 400 mpcd.

Tanto la asignación del inversionista para la regasificadora del Pacífico, como el inicio de la ampliación de la planta de Barú quedarían listas antes de finalizar el presente año.

LA OPINIÓN DEL GREMIO

Para Luz Stella Murgas, presidente de Naturgas, el abastecimiento está garantizado para los más de 10,3 millones de usuarios, conectados a un servicio robusto.

Sobre las reservas debemos reconocer que Colombia tiene un enorme potencial (de hasta 60 teras) que aún debe ser aprovechado en yacimientos continentales, costa afuera y en no convencionales. Allí es donde debemos concentrar los esfuerzos, enfocar la política pública, que esto significaría nuevas reservas, más empleos, inversión social y proyectos productivos en las regiones. Colombia podría tener autosuficiencia para más de 100 años”, dijo.

Archivo Original:

Redacción: Portafolio

Imágenes: Archivo Portafolio

Deja un comentario