loader image

Victoria Cargo Transportes

Propietarios no operadores de buques imponen altos contratos plurianuales a líneas navieras en medio de fuerte apetito de capacidad

Contratos de fletamento de Seaspan, Costamare, Danaos y GSL se extienden hasta 2024

El apetito sin precedentes por capacidad observado durante el pasado año ha alterado los calendarios de los propietarios de buques no operadores (NOO, por su sigla en inglés). Un estudio realizado por Alphaliner entre los cuatro NOOs que cotizan en bolsa (Seaspan, Costamare, Danaos y GSL) muestra que los vencimientos de los fletamentos por volumen de TEUs alcanzarán su punto máximo en 2024.

La actual posición de los NOOs que les permite imponer contratos plurianuales a las líneas navieras ávidas de capacidad en el auge del mercado ha obligado a prolongar su programación a futuro. Así por ejemplo, en la actualidad, sólo alrededor de un tercio de las flotas por capacidad en TEUs de Costamare y Seaspan, terminará sus periodos de fletamento antes de 2025, mientras que alrededor del 50% de la flota de Danaos completará su fletamento a partir de 2024.

En general, los vencimientos de los contratos de los cuatro NOOs mencionados están programados para alcanzar su punto máximo en 2024. Esto contrasta con la situación a 1 de octubre de 2020, cuando el vencimiento de los contratos de fletamento debía alcanzar su punto máximo en 2022.

Las recientes renovaciones han resultado muy lucrativas para las empresas. Las listas de buques de la flota NOOs muestran ejemplos como el «COSCO Ningbo» de 9.469 TEUs y el «COSCO Guangzhou» (ambos construidos en 2006), fletados por COSCO hasta abril-julio de 2022 a US$30.900/día. El buque fue renovado por la línea naviera china por 36-39 meses a US$72.700/día, un aumento del 135%.

Mientras tanto, un Panamax de Seaspan fletado por 3 años en septiembre de 2018 a US$15.000/día fue renovado durante el mercado actual por otros tres años a una tarifa escalonada de US$26.000/día para el primer año, US$22.000/día para el segundo año y US$18.000/día para el tercer año, un aumento agregado del 50%.

Las cuatro compañías que cotizan en bolsa controlan hoy 2,4 MTEUs, lo que equivale a una cuota aproximada del 19% del mercado de NOOs. Cada una de ellas ha mostrado un crecimiento en los últimos 12 meses. A mediados de octubre, Costamare, tercera en el ranking, había aumentado su flota de 516.000 a 573.000 TEUS.  Danaos, por su parte, pasó de 383.000 a 410.000 TEUs, con lo que subió del 7º al 5º puesto en el ranking mundial de NOOs. GSL también pasó del 12º al 10º puesto tras aumentar su flota en 242.000 a 330.000 TEUs.

Sin embargo, ninguna se acercará a disputarle el puesto a Seaspan, que está dispuesta a consolidar aún más su posición de número uno con 70 buques ordenados durante la pandemia. Con estos contratos, la compañía se situará casi 1 millón de TEUs por delante de su competidor más cercano, Shoei Kisen.

Los beneficios empiezan a aumentar para los NOO

Los beneficios financieros de los NOOs han empezado a aumentar, ya que el boom del mercado empieza a filtrarse tanto a nivel de armadores como de líneas navieras. Costamare ha multiplicado por seis sus beneficios netos en el tercer trimestre, con unos ingresos netos de US$115 millones, frente a los US$25 millones del mismo periodo del año anterior. La cifra de negocios se duplicó, pasando de 108 a 216 millones de dólares. Danaos, por su parte, registró un beneficio neto ajustado de US$109,5 millones en el tercer trimestre, frente a los US$47 millones del año anterior. Los ingresos aumentaron de US$119 millones a US$196 millones. A pesar de ello, ambos armadores se han beneficiado de su conexión con el mercado de transporte de carga marítima, en este caso una inversión en Zim, que cotiza en bolsa.

Danaos confirmó a principios de este mes que su inversión en la línea israelí aportaría un total de US$500 millones a sus beneficios durante 2021, más que los ingresos de la empresa en los primeros nueve meses del año. El dinero lo obtuvo mediante una mezcla de ventas de acciones, dividendos de la empresa y redención de deuda. Costamare recibió un impulso contable en el primer trimestre después de que su participación en Zim se revalorizara en US$29,7 millones, y más recientemente recibió un dividendo de US$1,8 millones por la inversión correspondiente al tercer trimestre.

Archivo Original

Redacción: Mundo Marítimo

Imágenes: Archivo Mundo Marítimo

Deja un comentario