loader image

Victoria Cargo Transportes

SICEX logra integrar tramitación de hasta un 80% de las exportaciones de Chile

Bárbara Matamala, Directora de la plataforma destacó que la pandemia permitió valorar la digitalización de los procesos

Se ha comentado que, entre los múltiples efectos provocados por la pandemia en el comercio internacional, se encuentra uno de carácter positivo que contrasta contra la mayoría de las consecuencias. Se trata de la digitalización de los procesos que en gran medida fue acicateada por la exigencia de distanciamiento social que impuso el Covid-19. Así lo puede constatar Bárbara Matamala, Directora del Sistema Integrado de Comercio Exterior (SICEX) del Ministerio de Hacienda, quien indicó a MundoMarítimo que «el periodo de pandemia dentro de todo lo malo, fue una oportunidad para efectivamente valorar las medidas de digitalización para la facilitación de comercio». La apreciación la realizó luego de participar en el panel «Facilitación del Comercio y el Transporte” efectuado en el marco de Trans-Port 2021.

«La digitalización fue una herramienta que sirvió para que el comercio exterior siguiera funcionando, pese a los obstáculos que impuso el Covid-19», afirmó. De hecho- indicó- algunas de las medidas tendientes a la digitalización de procesos en un principio fueron consideradas transitorias, pero que después de haber sido implementadas quedaron fijas. Es el caso del Servicio Nacional de Aduanas, organismo que dictó distintas resoluciones simplificando algunos trámites e inspecciones, las que finalmente fueron consideradas de carácter permanente, explicó.

También estos avances se produjeron en el marco de la Alianza del Pacífico- mecanismo de integración comercial regional, compuesto por Chile, Perú, Colombia y México- como la propuesta para la creación de un visualizador que permitiese la aceptación de ciertos documentos en formato digital. «Hubo distintos acuerdos entre países de forma bilateral de aceptación de ciertos certificados que hasta antes de la pandemia se reconocían solo en papel. Ahora en cambio se reconocen en formato electrónico y se estableció la prescindencia del papel porque antes siempre se debía contar con un respaldo en papel, aunque el documento fuese electrónico», señaló.

La Directora de SICEX, al reflexionar sobre esta transformación indicó que lo que ocurrió es que en el contexto de la pandemia «se valoró realmente la utilidad de las herramientas de ventanilla única que permiten una mejor productividad y competitividad, obviamente, y que permiten que la carga pueda exportarse o pueda internarse efectivamente de un país a otro».

«SICEX es de uso voluntario y desde el día uno el desafío ha sido masificarla para que efectivamente sea de utilidad para los usuarios. A la fecha hemos logrado que entre 70 y un 80% del total de exportaciones mensuales del país se realicen a través de esta ventanilla única, lo que equivale a cerca de un 80 y 90% del total de exportaciones en dólares FOB. Por lo tanto, la brecha que existe aún es bastante estrecha y eso habla en el fondo de la utilidad y de los beneficios reales que está reportando SICEX», afirmó Bárbara Matamala.

En cuanto al porcentaje que falta incorporar a la ventanilla única de comercio exterior, explicó que SICEX es un es un sistema integrado y como tal se conecta a los sistemas tecnológicos de las agencias de aduanas, por lo tanto, «la brecha en alguna medida está dada por la integración que aún está en desarrollo con los sistemas de algunas agencias».

Bárbara Matamala pese a reconocer que este año ha sido un periodo bastante difícil trabajar debido a la pandemia, «esperamos finalizar todos los proyectos que teníamos en cartera». En ese plano destacó el trabajo que se desarrolla en cuanto a la interoperabilidad aeroportuaria, que incluye a todo el sector aéreo en SICEX (cargadores, aerolíneas y almacenes). Además, están concluyendo un proyecto de envíos postales que moderniza el sistema de Correos de recepción de paquetes, en el cual trabajan en conjunto con Aduanas, Correos de Chile y el Ministerio de Hacienda. También sigue el proceso de integración con los sistemas portuarios: «Agregamos a Angamos y estamos en conversaciones para la integración del Puerto de San Antonio, lo que debería ocurrir el próximo año y para ello estamos esperando el desarrollo de su Port Community System (PCS)».

Destacó también que, en el plano de la interoperabilidad de las ventanillas únicas de la Alianza del Pacífico, hoy existe el intercambio del certificado fitosanitario, certificado de origen en modalidad full paperless (es decir solo admite documentación digital) y ya se está finalizando el intercambio de datos de declaraciones aduaneras.

Recordó además se presentó hace un par de años una iniciativa para generar la interoperabilidad entre las ventanillas únicas de las aeconomías de APEC, propuesta que fue aceptada por el foro y que en detalle marcaba la posibilidad de trabajar en un piloto de interoperabilidad para emular los avances ya hechos en la Alianza del Pacífico en este terreno. A estas alturas y con el declive de la Pandemia «las conversaciones se están retomando con Corea del Sur, Nueva Zelanda y Singapur», finalizó Bárbara Matamala.

Archivo Original

Redacción: Mundo Marítimo

Imágenes: Archivo Mundo Marítimo

Deja un comentario