loader image

Victoria Cargo Transportes

Un plan de salvamento para el Valle

Ninguna región en Colombia se ha visto tan afectada por el paro nacional como el Valle del Cauca. No solo por ser el epicentro de violentos enfrentamientos, sino también por los bloqueos que han tenido un impacto nefasto en la economía.

De acuerdo con el Ministerio de Hacienda, cada día del paro le cuesta al país $484.000 millones. Eso quiere decir que, pasado un mes, el país ha perdido más de $15 billones. Por su parte, la encuesta Ritmo Empresarial, de la Cámara de Comercio de Cali, presentada a finales de mayo, calcula que en el Valle las pérdidas en el último mes ascienden a más de $2 billones.

Por cuenta del paro, para finales de mayo, en el Valle el 41% de las empresas no estaba operando y el 47% estaba a media máquina. Eso sin contar la aterradora cifra de desempleo en Cali que se sitúa en 18,7%, la más alta de las principales capitales del país. Lamentablemente, las mujeres siguen siendo las más afectadas.

Y es que a inicios de junio el país seguía con 62 bloqueos activos, de los cuales 12 estaban en el Valle y de esos 10 en Cali. Las cifras del puerto de Buenaventura, que moviliza más de la mitad de la exportación de Colombia, también son dramáticas. Al 7 de junio, había 760.000 toneladas de mercancía represada, es decir alrededor de 60,8% de la carga que se mueve en un mes.

Por eso, hemos sido enfáticos en pedirle al Gobierno Nacional que implemente de manera urgente un plan de salvamento económico para el departamento en coordinación con la Alcaldía de Cali y la Gobernación del Valle.

Eso sí, lo más urgente para reactivar el comercio y el transporte de mercancías es desbloquear el 100% las vías de Colombia. Aunque ha habido una reducción gradual de 40% de los bloqueos, dos de las tres vías principales que siguen bloqueadas en el país son en el Valle. Esto representa un profundo daño a la capacidad de reactivar las cadenas de suministro y la economía de la región.

En cuanto a la reactivación económica del Valle, estamos pidiendo tres medidas concretas: primero, como casi la mitad de las empresas en el departamento dejaron de funcionar y otra gran porción trabaja a media máquina, se deben crear alivios a la caja de las empresas que van desde los tributarios, pasando por apoyo para pagar servicios, arriendos, daños a sus comercios y nómina de sus empleados.

Segundo, es imperativo reactivar el empleo, principalmente el juvenil, en una estrategia que combine trabajos en el sector público con otros aportados por las empresas privadas. Para esto se deben estructurar alivios para el pago de seguridad social y otros parafiscales.

Y tercero, pero no menos importante, la creación de una Zona Económica Especial para Buenaventura de manera que podamos atraer empresas a asentarse en la ciudad para la creación de empleo y apoyar la recuperación económica y social.

El Valle del Cauca es la tercera economía de Colombia, su afectación por cuenta del paro nacional no tiene comparación. Reiteramos nuestro llamado para poner en marcha un plan especial de salvamento.

Archivo Original:

Redacción: La República

Imágenes: Archivo La República

Deja un comentario